Videojuegos: emociones online

Los videojuegos tienen algunas características que no existen en los juegos  offline y que suponen algún tipo de recompensa emocional que conecta al jugador con otros jugadores y con el juego. Identificar y analizar estas características es una tarea ineludible para promover el uso saludable del juego online y para entender cuales son las nuevas oportunidades, los desafíos y las alternativas derivadas del gaming.

El impacto que el uso de videojuegos tiene en la vida del jugador es siempre individual y depende de la combinación de varios factores algunos más relevantes que otros.

Actualmente es posible hablar de una nueva cultura del video juego. En el pasado, los videojuegos eran considerados una actividad aislada y más ligada al cliché del “nerd” o  del introvertido.

Las cosas han cambiado, ahora juegan juntos personas de ambos sexos, de todas las edades, padres e hijos y se forman grupos de gente que juega al mismo tiempo en distintas partes del mundo.

Se ha pasado del juego en solitario al establecimiento de redes sociales a través de los video juegos online y algunos ya no lo consideran un juego sino un e-sport.

Ya es algo habitual ver jugadores que viajan desde distintas partes del mundo con sus ordenadores para participar en torneos o tomar clases para mejorar sus resultados.

Desde luego, que haya un grupo de personas que se encuentren para jugar no significa necesariamente que -además- socialicen en 3D; la interacción principal sigue siendo mayormente a través de la pantalla. Pero, lo que sí sucede, es que toda una nueva generación está cambiando su forma de aprender, desde la recepción pasiva y abstracta de información del pasado reciente, al “aprender haciendo” a través de la red que los comunica con una enorme cantidad de eventos y con la posibilidad de compartir ideas. Sigue leyendo

La salud digital : tercera actividad en Internet

Buscar información sobre salud es la tercera actividad más popular que se realiza en internet, según un estudio realizado por la agencia de investigación Pew Research Project en 2012.

La encuesta posicionaba  a la búsqueda de datos sobre salud  con un 80% , por detrás del envío de e-mail, que recogía un 94% de participación y el uso de los motores de búsqueda – principalmente Google -, que registraba un 87% de participación. Por detrás de la búsqueda en salud, en cuarta y quinta posición, quedaban la lectura de noticias online (75%) y las compras online (66%).

Así pues, la preocupación por la salud y la inmediatez para obtener un diagnóstico son, desde hace ya unos años,  dos motivaciones claves que llevan al usuario a hacer uso de Internet. En este sentido, más de la mitad de las búsquedas sobre salud tienen como objetivo encontrar un tratamiento online, tal como apunta un estudio realizado por la consultora global  Accenture.

Según este estudio, el 72% de los usuarios que utilizan el canal online para encontrar información sobre salud querrán encontrar y reservar cita con un profesional.

Este tema sugiere la importancia ineludible que tendrá en un futuro inmediato el desarrollo de información en castellano acreditada por colectivos profesionales reconocidos, como es ya el caso de Proyecto Web Acreditada del COMB.

 

 

En el sector salud mental, la urgencia es  aún mayor frente al abuso de etiquetas que confunden al usuario y al divorcio que existe entre salud y salud mental con la permanencia del estigma como escenario.

Esta cuestión no es menor si atendemos a que los resultados indican que los médicos perciben que los problemas “menores” de salud mental (principalmente síntomas de ansiedad/depresión y problemas psicosociales) tienen una prevalencia (79.6%) superior a los trastornos con diagnósticos formales (22.7%). El 43% de las consultas se relacionarían directa o indirectamente con PSM. Un 80% de los encuestados informa que no trabaja en equipo, no utiliza técnicas psicoeducativas y no realiza interconsulta con servicios especializados para el abordaje de estos casos. Refieren además, que 39% de los pacientes tratados con psicofármacos podrían resolver sus problemas sin hacer uso de ellos. Más de 50% considera no tener conocimientos suficientes para diagnosticar y/o tratar estos problemas. Y el 97.4% señala que incorporar psicólogos en los CAPS beneficiaría la prestación de servicios. El estudio pone de manifiesto la existencia de una importante brecha entre las características y calidad de los tratamientos ofrecidos y las recomendaciones de organismos oficiales.

Por otra parte, desde el 2013 se viene observando  una “burbuja” en el sector APP de salud con + de 100000 apps disponibles y un importante índice de descarga que es necesario ordenar para evitar algún tipo de crisis en el sector.

En lo que va de este año 2014, continúan al alza las tendencias previstas:

1_ Empoderamiento del paciente/cliente

 Se nota un auge de productos y dispositivos para smartphones en el sector “salud & bienestar”: por ejemplo las marcas deportivas han llenado sus catálogos de alternativas de registro de datos sobre consumo de calorías en actividades diarias, niveles de glucosa o presión arterial.

El paciente suele llevar esos datos a la consulta con su médico, lo cual está siendo una importante fuente de información para el profesional que agiliza y define la necesidad REAL de una consulta, reduciendo las demandas innecesarias. Pero todavía es difícil enfocar los esfuerzos porque no se toma en cuenta cual es el perfil psicológico del usuario de estos dispositivos lo que  favorecería la comunicación y fidelización al tratamiento.

2 Los profesionales online ya no son una excepción

“Los servicios de consultas online como Saluspot y Qoolife, además de la aparición de plataformas como Google Helpouts -con videochats personalizados en diversos temas, incluyendo el área de salud- e incluso de quioscos móviles de telemedicina, hace pensar que la atención remota a pacientes seguirá en ascenso durante los próximos años”. (1)

3- Aumento de  proyectos de innovación en salud

La crisis económica va popularizando la estrategia del crowfunding en el sector salud, por otra parte comienza en forma muy tibia una tendencia a la inversión en actividades de RSC relacionadas con la salud digital.

Finalmente, el auge del big data y la salud digital deberán trabajar nuevos desafíos relacionados con la madurez digital.

Es un error seguir pensando que Internet cambiará los comportamientos solo desarrollando tecnología sin tener en cuenta que son los comportamientos los que se apropian de Internet y por lo tanto se potencian en la red-para lo bueno y para lo malo-, .

Se trata de pensar más en clave de respeto a la privacidad y a la subjetividad del usuario por un lado y al trabajo en equipo desde una perspectiva bio.psico.tecnológico.social, por otro.-

 

Fuentes:

1) https://www.campussanofi.es/2014/01/16/tendencias-que-marcaran-la-salud-digital-en-2014/#

2) http://www.siquia.com/2013/02/la-salud-digital-se-posiciona-como-la-tercera-actividad-mas-usada-en-internet/

3)http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2013/12/131216_navidad_salud_consultorio_futuro_gtg.shtml

4)http://www.elglobal.net/noticias-medicamento/2014-02-28/editorial-opinion/opinion-tendencias-en-salud-digital-la-tecnologia-ponible-y-el-yo-cuantificado/pagina-opinion.aspx?idart=820118

 

Los Trastornos de personalidad en el DSM-5

Comentario publicado en Am.J.Psychiatry 167:9,September 2010 (ajp_psychiatryonline.org 1027)

Los trastornos de personalidad en el DSM-5**

Shedler Jonathan, PH.D.

Aaron Beck, M.D.

Peter Fonagy, PH.D.

Glen O. Gabbard,

M.D. Gunderson John, M.D.

Otto Kernberg, M.D.

Robert Michels, M.D.

Drew Westen, PH.D.

El DSM-5 presenta en la forma propuesta un cambio significativo en el enfoque de diagnóstico de los trastornos de la personalidad.

Los criterios diagnósticos descritos en el DSM-III y DSM-IV y la introducción del eje II centraban la atención  en la práctica clínica para fomentar la investigación sobre el diagnóstico, la epidemiología, la psicobiología, el curso clínico y el tratamiento de los síndromes descritos.

Un sistema de diagnóstico debe ser clínicamente relevante abarcando el espectro de los síndromes de la personalidad que se ven en la práctica, facilitar su reconocimiento, y aún así ser suficientemente simple como para ser utilizado por los médicos, incluidos los que no se especializan en la evaluación y el tratamiento de la personalidad.

Al mismo tiempo, el sistema de diagnóstico necesita reflejar el progreso y apoyar la investigación que lleve a una mayor comprensión y un mejor tratamiento de estas enfermedades. Lamentablemente, esta  última propuesta de sistema de clasificación de trastornos de la personalidad es demasiado complicada, incluye un enfoque de diagnóstico basado en rasgos sin una justificación clínica adecuada y omite síndromes de personalidad que tienen utilidad clínica significativa.

La propuesta del sistema de diagnostico del DSM-5 , es un conglomerado complejo de modelos diferentes que no pueden coexistir felizmente, lo que aumenta la probabilidad de que muchos médicos no tengan la paciencia y persistencia para hacer uso de ella en sus prácticas. El proyecto de criterios resultante abarca 5 niveles de funcionamiento de la personalidad, 5 tipos de personalidad, 6 Escalas de calificación de rasgos de Personalidad, y 4 a.10 subescalas de evaluación de rasgos o facetas por escala de evaluación de rasgo.

Un enfoque desde la utilidad clínica debería centrarse en los tipos de personas, no en los tipos de escalas de calificaciones. La unidad principal de diagnóstico debería ser un síndrome de personalidad, una configuración o patrón de personalidad que relacione funcionalmente entre sí los procesos de cognición , la afectividad, las relaciones interpersonales, el comportamiento, resistencias y defensas .

Los profesionales de salud mental piensan en términos de síndromes o patrones (como se reconoce en todas las anteriores versiones del DSM), no en términos de sub componentes de-construidos o en términos de más de 30 rasgos dimensionales independientes para ser evaluados (como en la actual propuesta del DSM-5).

Los profesionales ven patrones coherentes de procesos interrelacionados donde personas no entrenadas se pueden confundir. La evaluación del diagnóstico también debe reconocer gradaciones de gravedad,  que sí están presentes en esta versión (un mejoramiento bienvenido en relación al DSM-IV), un paciente con trastorno narcisista puede ser ligeramente alterado socialmente o más o menos  deteriorado como para no participar eficazmente en cualquier tipo de interacción personal.

El enfoque  de prototipos propuesto para el DSM-5 ofrece una descripción de 5 desordenes de personalidad:

  • Trastornos antisociales / psicopáticos,
  •  Trastorno evitativo,
  •  Trstorno límite,
  • Trastorno obsesivo-compulsivo, y
  •  Trastorno esquizotípico

No hay apoyo empírico que avale la utilidad de un enfoque de prototipo para el diagnóstico: la investigación en ciencia cognitiva nos dice que la toma de decisiones en el proceso diagnóstico, es de por sí un juicio acerca de la pertenencia a una categoría, que por lo general se basa en que el prototipo se ponga en juego.  Los prototipos cognitivos son construcciones  que captan diversas características pero relacionadas entre sí dentro de un síndrome de personalidad.

“Somos fervientes partidarios de que el sistema de prototipos se amplie para abarcar la gama de los síndromes de la personalidad  que se ven en la comunidad  y que se han identificado empíricamente” 

La  propuesta del DSM-5 combina este enfoque de prototipos basado en la clínica, con un segundo modelo de evaluación multidimensional, organizado en torno a las dimensiones de rasgos (escalas de evaluación) en lugar de síndromes.

El modelo de rasgos desarrollado dentro de la psicología académica tiene su origen en la investigación de lo normal (no clínico) de las poblaciones. Las seis dimensiones propuestas son:

1) La emocionalidad negativa, que incluye “aspectos” de la depresión, la ansiedad, la vergüenza y la culpa,

2) La introversión, que incluye la retirada de las interacciones sociales ,

3) El antagonismo, que incluye un sentido exagerado de su propia importancia;

4) La desinhibición, que incluye la impulsividad,

5) La compulsividad, que incluye el perfeccionismo y la rigidez, y

6) La esquizotipia, que incluye las percepciones y creencias extrañas.

Estas características representan un esfuerzo por sintetizar y relacionar diferentes modelos de datos. Sin embargo, las dimensiones y facetas de los rasgos propuestas y el sistema de evaluación en general no han sido investigadas empíricamente. El modelo resultante ya no se basa en décadas de investigación, que había sido la razón principal para su inclusión. Sigue leyendo

El ocio en la era digital

 

El ocio -opuesto al negocio- es ese espacio en el que parece que no hacemos nada “productivo”…aunque no sea cierto.

El uso inteligente del ocio es preventivo en ciertos casos: por ejemplo, en algunas patologías, enfermedades físicas o situaciones  puntuales: jubilaciones adelantadas, cuidado informal de mayores o enfermos crónicos…

El ocio es tomado como un objeto de consumo, es un negocio que mueve dinero, pero es además una importante influencia en nuestra percepción de calidad de vida.-

A medida que los límites entre los distintos momentos de cada día comienzan a ser más borrosos que en el pasado,  es probable que las actividades y el tiempo del “ocio” se definan no solo por LO QUE HACEMOS objetivamente, sino por COMO nos sentimos subjetivamente con respecto a lo que estamos haciendo .-

Se habla mucho de la influencia de las nuevas tecnologías en el ambiente del trabajo o la educación , pero menos acerca de como han transformado casi todos los aspectos del ocio y el entretenimiento personal. Ha cambiado todo, desde nuestra forma de ver una película hasta como viajamos o participamos en un deporte o hablamos por teléfono o planificamos nuestras vacaciones.-

Uno de los nuevos problemas que este cambio ha generado quizás sea el exceso de información: el estar conectados permantemente con un sinfín de fuentes de programación o información  ha producido  una sobre estimulación constante en donde aburrirse es algo muy fácil de lograr.-

Un elemento importante que ha pasado del ámbito del trabajo al del tiempo libre a través del mundo virtual es el de la competición. Por ej. se nota un incremento del juego por internet, un sector que en el 2000 ya movía 10.000 millones de dólares. Existen cantidad de casinos online, así como revistas y foros de discusión; para muchos usuarios el futuro será un tratamiento de su adicción, pero eso no tiene necesariamente que ser así.

Según el Council of Compulsive Gambling , el 5% de los jugadores se vuelven compulsivos y el 90% pueden caer en actitudes límites para financiar su hábito. Casi 80% de los jugadores compulsivos tiene ideas suicidas y el 14% lo intentan.

Todavía no existe suficiente evidencia de que esos porcentajes se trasladen también al ámbito del juego por internet, aunque, sí es cierto, que el anominato y la inmediatez junto a la orientación al triunfo narcicista y la impulsividad, rasgos que predominan en la vida online, favorecen el surgimiento de adicción en personas con una predisposición o antecedentes de conductas adictivas.

Queda por ver, la asociación -si existe-entre la conducta online y el juego adictivo en la población Y -gente que vive online y que quizás nunca ha abusado del juego offline.

Pero no todo es tan dramático, entre las tendencias actuales más populares usadas como entretenimiento  relacionadas con Internet encontramos también los portales de compras y servicios, en los que el descuento por participar y la opinión online son  muy atractivos:

Por ejemplo, se ha incorporado la idea de que la comida debe ser sabrosa, rápida y divertida; especialmente el sector infantil se ha visto muy influido por ésta tendencia, proliferan los restaurantes temáticos o en los que además de comer es posible “vivir la experiencia”, Internet es un espacio que puede hundir o catapultar al éxito a un restaurant solo por los “me gusta” (o no) de los clientes en los foros online.

 El negocio está servido, El 91% de los usuarios de cupones online afirma haber vuelto a comprar productos y servicios de una marca tras canjear un vale o al menos dice tener intención de hacerlo en el futuro.

Por otra parte,  algunas investigaciones realizadas en  Suecia  hablan de tendencias a fomentar las “recetas culturales”sobre la base de que la actividad cultural off line actúa como preventiva y promotora de la salud mental y física.

Por último y como conclusión provisoria: parece ser una regla empírica de la revolución digital el que si algo parece real y se comporta como si lo fuera se puede decir que es REAL. Y esta conclusión entraña algunas dificultades.

Desde el juego de citas virtuales de Sony hasta los portales de contactos, pasando por los videos juegos, el universo paralelo del ciberespacio está creando sus propias formas de vida.

Creemos que el desafío es transformar las TIC en instrumentos que contribuyan al ocio saludable en todas las edades  y trabajar la motivación y el “espíritu de aventura” sin perder el control de los dispositivos para facilitar, las “flexiones de materia gris”

Para saber más:

Matahia Ira & Salzman M. : Tendencias: Estilos de vida del nuevo milenio

http://www.marketingdirecto.com/actualidad/digital/cupones-online-el-que-prueba-repite/

Psicología de la salud, salud 2.0 & relaciones corporativas

 

 

Uno de los temas más interesantes y peor resueltos dentro de la Psicología de la Salud tiene que ver con la fidelización al tratamiento en patologías crónicas. En este tema se han desarrollados diversas estrategias, desde la “educación” sugerida por los médicos y enfermeras hasta las asociaciones de pacientes y su relación con la industria farmacéutica.

La experiencia muestra que, hasta ahora, las relaciones corporativas de la industria de la salud  han utilizado el “hagamos algo por los pacientes” con criterios voluntaristas , en parte por desconocimiento de cuál es la verdadera dinámica psicológica del enfermo en cada patología, qué necesita saber y para qué y en parte porque no hay un modelo claro del retorno de la inversión en  estas iniciativas. Hace ya tiempo que se cuestiona el imperialismo farmacológico y con el la comunicación sobre salud, dentro de la misma industria farmacéutica, aunque aún no se aprecian cambios en estas políticas.

Se trata de iniciar un cambio de paradigma en cuestiones tan complejas como : empoderamiento del paciente, definición de objetivos, identificación de los interlocutores más efectivos: colectivos profesionales, aseguradoras, farmacéuticas, pacientes;  para generar productos que faciliten el día a día del paciente por un lado y permitan al profesional hacer mejor su trabajo por otro.

En el medio farmacéutico se están creando “Departamentos de relación con el paciente” (Bayer, Sanofi, Novartis) que  proponen contacto con las asociaciones de pacientes sin pensarlo como  unidades de negocio. Al plantearlo como una acción de RSC  y de mejora de la reputación e imágen pública de estas empresas, se está avanzando en un camino de responsabilidad social que nadie puede cuestionar.

Pero,  todavía es casi impensable  tomar en cuenta el aspecto psicológico no solo intra personal:  impacto de la patología crónica en la historia individual y en la adherencia al tratamiento , sino también virtual: impacto de la comunicación online , redes, hábitos de uso, diseño de las interfaces.

La psicología del paciente está detrás de la reputación de los  profesionales, las medicinas, los  centros de atención; porque la reputación no tiene que ver solo con lo que se hace sino con como el paciente percibe lo que se hace. El resultado, por lo tanto,  es y seguirá siendo precario, porque el discurso 1.0 disfrazado de 2.0 es y seguirá siendo inoperante.

Quizás por eso las apps en salud no consiguen consolidar su uso continuado después de los primeros 6 meses y otros proyectos de e-health  no salen nunca de la fase Beta.

Las Asociaciones de pacientes son importantes y su soporte es ineludible, pero no se puede perder de vista algunas evidencias:

1)  + del 70% de los pacientes que acuden a consulta han primero buscado información en Internet y actúan en solitario. La única manera de llegar a ellos es a través del mismo canal peer to peer (red de pares, red entre iguales).

2) Desconocer el perfil psicológico del interlocutor supone el riesgo de caer con frecuencia en un diálogo “de besugos”.

3) El paciente empoderado que se siente comprendido y apoyado es un agente de salud

4) El mundo online de la comunicación en salud cambia constantemente pero las respuestas individuales son permanentes

5) Las organizaciones y empresas cambian más lentamente que los individuos.

6) El modelo pasivo de búsqueda de información acerca de temas de salud y enfermedad está obsoleto

7) El rol en el futuro de las farmacéuticas, asociaciones de pacientes y profesionales será,  garantizar la confiabilidad y validez de los canales online con una visión crítica

8) En el contexto actual  de crisis del sistema de salud,  si la industria farmacéutica acepta abrirse a posibilidades de inversión en productos (plataformas online, serious games, apps) que mejoren la percepción de calidad de vida del paciente  y optimicen recursos, no solo logrará un impacto positivo en su cuenta de resultados sino que estará invirtiendo en reputación.

9) Una lectura médico- clínica de la salud  es siempre sesgada. Es necesario incorporar la vertiente psicológica y social para un correcto diagnóstico de necesidades y un correcto diseño de alternativas, toda enfermedad es siempre en alguna medida una enfermedad que se juega en el ámbito de la mente.-

10) La “dimensión humana” no es una dimensión más, es LA dimensión que pone en perspectiva el resto de las cuestiones. Por años, se han vendido medicamentos como un producto centrándose en el marketing a médicos. Los resultados están a la vista: gasto sobredimensionado, mal uso de los recursos, abandono de tratamientos, desprestigio social de la industria farmacéutica.

11) Habrá que pensar en clave de marketing si esto “abre el melón” para entender que no hay consumidores ni enfermedades sino enfermos y narrativas personales.

Aceptar la co creación  interdisciplinaria de proyectos de e-salud, salud 2.0, e- salud mental y superar la simple colaboración o sponzorización no es una opción, es el único camino posible.-

 

 

 

 

 

Relaciones que enferman: el caso Oscar Wilde

Nuestra desdichada y lamentable amistad terminó para mí en la ruina y en la infamia pública. Sin embargo el recuerdo de nuestro antiguo afecto me acompaña a menudo y me resulta muy triste la idea de que odio, amargura y desprecio deban ocupar para siempre el sitio que en mi corazón perteneció una vez al amor”. De Profundis

De la misma forma en que la relación de Constance Lloyd con Oscar Wilde se transformó en una relación que enferma, llevándose por delante todos su proyecto de vida como mujer de su tiempo  y esposa de un hombre al que amaba y admiraba, así también la relación de Oscar Wilde (1854-1900) con  Lord Alfred Douglas (1870-1945)  se transformó en un vínculo patológico, que lo terminó llevando a un final quizás inmerecido.

Se conocieron en 1891, cuando  Douglas (Bosie) tenía 21 años y Wilde 37 años y ya llevaba varios años casado con Constance.

Sus escarceos con la homosexualidad-prohibida en la época victoriana-habían comenzado en Oxford pero fue en 1886  en que la relación con Robert Ross -un muchacho de 16 años- le abrió un mundo diferente, con él exploró la alegría y el placer de la relación entre hombres  e inició un amistad que se prolongaría hasta su muerte. Ross no solo lo amó sino que estuvo junto a él , fué su albacea testamentario y un amigo incondicional.

Sin embargo, pudo más el vínculo destructivo que estableció con Bosie y que terminó en una verdadera tragedia. La historia es tan increíble como cierta y lleva a pensar en la oscuridad que la pasión puede llegar a  alimentar . Wilde era amado por dos seres excepcionales: Constance y Robbie, ambos le daban la oportunidad de establecer un vínculo de crecimiento y de consolidar su personalidad con rasgos de genialidad. Pero pudo más la obsesión de una relación que nunca se consumó.

 “La sodomía”- escribirá Bosie- “no tuvo lugar jamás entre nosotros, ni fue nunca intentada, ni se nos pasó siquiera por las mentes. Wilde se condujo conmigo como los muchachos mayores se suelen conducir con los más jóvenes en el colegio”.

  Douglas admiraba a Wilde pero no sentía atracción física por él, su deseo se limitaba a las personas de su edad o menores que él,  introdujo a su amigo en los bajo fondos  de la prostitución masculina londinense mientras  derrochaba su dinero; era  un ser que nunca pudo superar una relación edípica conflictiva y con un perfil que hoy podríamos diagnosticar como “Trastorno límite de personalidad”.

¿Por qué Wilde quería retenerlo? Quizás “El retrato de Dorian Gray” nos dé algunas pistas, puede que Alfred fuera su nemesis como Dorian y Henry.

Wilde amaba la belleza y él mismo se iba convirtiendo en una persona físicamente poco agraciada, a los 37 se consideraba un viejo; Douglas le devolvía una imágen de belleza narcicisista absolutamente autoerótica, quizás por eso eran tan poco importantes las relaciones sexuales. Douglas quería escribir aunque era un completo inútil, Wilde se esforzaba en crear su obra cuanto más se hundía a causa de Alfred: La importancia de llamarse Ernesto, Un marido ideal, son obras desarrolladas en la dificultad y a pesar de la debacle de su vida.

De Profundis, escrita en prisión en 1897 y publicada por Ross en 1905, nos aclara mucho de la increíble versatilidad emocional de Wilde en lo que a Douglas se refiere. A nadie se le escapa que lo que pasó podría haberse evitado, esos juicios eran innecesarios, esa condena superflua y su final evitable, salvo que tomemos seriamente en cuenta su veta melancólica que lo llevó a privilegiar la pulsión de muerte por sobre cualquier otra posibilidad de supervivencia. Ya no se trata de Bosie, sino de lo que Wilde pudo hacer y no hizo  respecto de Bosie y de sí mismo.

El tema de De Profundis no es otro que la tragedia como única posibilidad y la critica social del momento histórico que le toca vivir. Hay un matiz importante,  relacionado con  sus orígenes irlandeses y  la lucha de su madre en contra del imperio inglés, que lo convierte en víctima de la intolerancia del  opresor.

Por otra parte es un intento de racionalizar su sufrimiento : “Donde hay pena hay un espacio santo” (DP,29), “Porque el secreto de la vida es el sufrimiento” (DP,57). Curiosamente, esa filosofía era también la de Constance.

También se desprende del texto de Wilde su enorme voluntad y determinación de convertir su desastre en una transformación estética, un intento de sublimación por su arte que ya había aparecido en las fallidas veces en que quiso alejarse de Douglas: “Aparece en mí la necesidad de definirme como artista cuanto antes mejor. Si soy capaz de producir solo una hermosa obra de arte, seré capaz de despojar a la malicia de su veneno” (DP, 50).

Wilde salió de la Carcel de Reading en 1897, como un ser invisible socialmente, a quién nadie saludaba ni reconocía como el gran escritor que seguía siendo .

Pese a las amenazas del Marqués de Queensberry (padre de Bosie) y las condiciones de Constance para no retirarle la pensión y el contacto con sus hijos, Wilde y Bosie se reunieron nuevamente en Nápoles!!. El final trágico estaba servido, Bosie quería ser aceptado como poeta más allá de Wilde,  ser vistos juntos era motivo de escarnio y finalmente lo abandonó.

Douglas pasará los siguientes 45 años hasta su muerte en una suerte de metáfora de Dorian, transformándose en una caricatura de sí mismo como litigante perpetuo, homofóbico, católico y antisemita,  peleando con todos y encontrando una fuente de ingresos en entablar juicios por difamación. Se casó con la poetisa Olive Cunstance en 1902, se separó en 1913 después de arruinar económica y literariamente a su mujer, tuvo un hijo que heredó su psicopatología y pasó casi toda su vida en un asilo psiquiátrico.

Oscar Wilde  solo y una vez más quebrado económicamente, fallece a los 46 años, el 30 de Noviembre de 1900 , en París, en el Hôtel d’Alsace, núm. 13, de la Rue des Beaux Arts.  Una meningitis que empezó como una otitis aguda acabará con su vida  a sus 46 años.-

 

Para saber más:

Wilde, O:  De Profundis, Ed. Alianza

Ellmann, Richard : Oscar Wilde

Holland, Merlin : Oscar Wilde, una vida en cartas

 

 

 

Educación 2.0

Compartimos esta entrada del blog “Educación 2.0 y redes sociales”: 

Una de las realidades del siglo XXI, es la temprana edad en que ingresan al mundo digital nuestros niños y jóvenes. De hecho, desde que nacen sus padres los introducen en el, publicando imágenes tras imágenes, lo que les llevará inexorablemente a una sobre exposición casi natural de su vida personal. Encontrar niños de 4 años con 3 cuentas diferentes en redes sociales, creadas por sus padres no es poco común, lo ilógico es que sus progenitores, desconozcan el límite básico, de 14 años para formar parte del mundo enredado.

Parten mintiendo y si se aprenden a temprana edad, por imitación, no es necesario ser adivino para conocer futuro cercano.

Paralelo a eso, los colegios y instituciones educativas, bloquean el uso de redes sociales, celulares y se remiten a educar en el uso de algunos recursos digitales, los niños crecen en un mundo paralelo de creatividad e innovación constante, sin relación con el mundo escolar que vive en un pasado anacrónico.
¿Qué hacer?.

/Asumir el desafío e iniciar la Educación 2.0

/Establecer una política educativa en el mundo digital, enseñando a los niños desde temprana edad: Primero el respeto hacia el otro, a sí mismo, a trabajar en comunidad y para ella. Las “Habilidades para la vida”.

En el mundo real y virtual, se tienen los mismos códigos de conducta y eso incluye a los sus padres también.

/Generar instancias donde se puede canalizar la creatividad desbordante de los educandos, a través de talleres digitales, actividades 2.0, campañas, que unan lo que les apasiona con el mundo real.

/Unir la Educación tradicional con el mundo digital, donde los alumnos dejen de ser espectadores y se conviertan en protagonistas de su propio aprendizaje, lo que implica transformar desde las evaluaciones hasta la dinámica de la sala de clases.

/Desarrollar aprendizajes personalizados, donde nuestros alumnos, aprenden a a su ritmo, de tal manera que la exclusión sea sólo un fantasma del pasado.

/Establecer con la comunidad educativa, una política digital, desde los primeros años, que incluya a padres, profesores, alumnos, de tal manera que todos participen, validen y asuman desafío.

Si se parte de manera temprana, no será necesario bloquear redes sociales y celulares, pues educados en el respeto mutuo, lograrán potenciar una sinergia positiva que beneficie a todos.
Pero por sobre todo lo anterior, educaremos para que nuestros niños y jóvenes sean capaces de responder a los desafíos de un mundo en cambio constante. Educaremos para el futuro.”

Fuente : http://marcelamomberg.wordpress.com/2014/03/30/educacion-digital-desde-los-primeros-anos/