“Lo guardo por si acaso” : cuando para tirar algo se necesitan + de dos

Sin llegar a los límites extremos que podemos observar en el Síndrome de acumulación progresiva,  el pensamiento recurrente de “Lo guardo por si acaso” es una conducta  bastante común que afecta en distintos grados a más del 10% de la población mundial, aunque no hay criterios diagnósticos establecidos y es un campo poco conocido.

Tampoco  existen estadísticas de prevalencia de este trastorno, pero hay  evidencia de la asociación entre el desorden, la dificultad para deshacerse de objetos que ya no son útiles, no nos pertenecen u ocupan demasiado espacio y rasgos de personalidad asociados con dificultades  en tomar decisiones, en la mayoría de los casos se trata de distintos niveles de ansiedad o depresión.

En este contexto, resulta útil la figura del “ consultor y organizador profesional de espacios”, un profesional que complementa el trabajo del psicoterapeuta. Hablamos de situaciones que no son extremas pero en las que el psicólogo detecta que hay obstáculos en “ponerse en marcha” por un lado o en mantener el orden ya conseguido por otro.

Comenzándo el año 2019, la plataforma Nerflix presenta a modo de reality show “Tidyng up with Marie Kondo”

Resultado de imagen para marie kondo

¿Por qué un Reality show de estas características sería una propuesta atractiva?

Y la respuesta es: Porque la organización del ambiente, del espacio físico, implica la organización del espacio mental…. y ésto no siempre es fácil de lograr. En algunos casos, el trabajo puede comenzar por la línea de menor resistencia, ordenando el espacio para luego trabajar las dinámicas y conflictos personales relacionados.  Esa es la letra pequeña de la técnica  de ser feliz con menos y mejor ordenado.

La función de estos counselors suele consistir en ayudar  a sus clientes en la transformación de los espacios en los que viven (casa/lugar de trabajo) y aconsejar qué cambios hacer para mejorar su experiencia(distribución de muebles, luz, colores, etc).

Un hogar o un lugar de trabajo tienen que ser algo más que un espacio bonito. A nivel práctico deben cubrir  todas nuestras necesidades, y a nivel estético, cuanto más respondan a nuestros gustos y se identifiquen con nuestra forma de ser, nos harán sentir mejor. El saber que estás detrás de cada detalle, que lo has hecho tú, hará que lo sientas tuyo, que te sientas bien.

¿En que casos suele ser necesario pedir ayuda?

Una separación, la pérdida de un ser querido, la des- organización y el desorden de personas con un ritmo de vida agobiante. La vida nos plantea situaciones,  en que las circunstancias y los problemas que conllevan, nos superan y acaban casi por bloquearnos.

 Casi siempre se trata de algún grado de duelo que dificulta tomar decisiones..

¿Cómo  se trabaja  en cada situación?

En una separación,  volver a crear un “hogar” puede no ser tarea fácil, se trata de tener que montar un espacio íntegramente o acomodarnos con aquello  que nos ha quedado de un  reparto y no siempre es lo que deseamos conservar.

Cuando fallece un ser querido o debemos  ingresarlo por una enfermedad -sabiendo que no va a volver-  la ingrata tarea  de vaciar un piso,  o simplemente una habitación o un  armario es un problema agregado. Entendemos que debemos hacerlo, pero en este caso, el cambio,  se nos hace  muy doloroso, y se transforma en un desafío.

En todas esas circunstancias, siempre se trata de un “dejar ir” para ordenar nuestro espacio pero también nuestra mente. porque detrás de cualquier tipo de organización de objetos se esconde alguna escala de valores personales sobre cómo uno desea vivir.

Como psicóloga he  podido valorar que existe una asociación entre el desorden y la dificultad en registrar el disconfort o el malestar o la falta de libertad que las cosas imponen.

En general,  he visto  que  la desorganización de la casa, la acumulación de cosas, hace que el cliente acabe sintiéndose incómodo en el lugar que debiera ser su refugio, tanto si  vive solo o  con su familia pero parece ser incapaz de cambiar su situación. Esta coyuntura  puede resultar de la falta de tiempo, o en casos más extremos, de un Síndrome de acumulación , en ambos casos, siempre existen tensiones .

Cuando la persona solicita mis servicios, seguramente ya ha pasado por un momento de “toma de consciencia” de que no puede cambiar solo, afrontarlo en solitario puede resultar  muy difícil,  ya que  estos procesos suelen darse en el medio de  circunstancias muy complejas y generalmente con una historia de intentos fallidos de organización , por eso el tener una persona que  acompañe en la tarea al inicio, que te ayude a arrancar, puede resultar vital para que el proceso se haga menos doloroso y resulte más sencillo, y sobre todo,  para que no se haga eterno.

 El nivel de compromiso e implicación por ambas partes cambia radicalmente.  Con el  acompañamiento de alguien,  es mucho más difícil caer en  el prorrogar, rechazar, delegar y es más fácil  resolver las tensiones asociadas a la ansiedad por elegir, conectar emocionalmente con cada objeto para ver si es desechable, etc.

Resultado de imagen para ordenar con un organizador profesional

El trabajar con alguien externo implica un mayor compromiso , la evidente necesidad de avanzar, se hace menos ineludible.  El apoyo emocional,  aumenta el trabajo de autoconocimiento y el saber que cuentas con alguien ayudándote, a quien puedes recurrir, potencia la firmeza y la seguridad de que lo vas a conseguir.

Este tipo de abordaje es aún poco común en el mundo de habla hispana pero está ampliamente desarrollado en USA, se trata de la figura del Professional organizer.

Es muy útil  en los casos en que la persona solicita ayuda psicoterapéutica y en las que su dificultad para ordenar los espacios es secundaria a una crisis : divorcio, mudanzas, problemas financieros que suponen reducir la vivienda, viudez, síndrome del nido vacío. En este escenario, el consultor “organizador profesional” actúa como un acompañante terapéutico en tanto  sostiene un espacio de salud (mental) para permitir avanzar sobre las dificultades en “ponerse en marcha”. Es un trabajo en equipo psicoterapeuta-consultor-paciente/cliente.-

 Raquel Ferrari

Realidad virtual: el reto de sentir — Grupo de Nuevas Tecnologías de la SoMaMFyC

Durante el #MADsemfyc tuve la oportunidad de hacer algo que nunca había hecho, y era ponerme unas gafas de realidad virtual. ¿Cómo alguien que colabora en el grupo de nuevas tecnologías no había probado algo así? ¿Y tengo el valor de llamarme tecnológico yo? Lo sé, soy un sinvergüenza. La experiencia fue maravillosa. Comprobé de […]

a través de Realidad virtual: el reto de sentir — Grupo de Nuevas Tecnologías de la SoMaMFyC

Psicología de la salud: cuando el ocio es terapéutico

Existe actualmente la idea generalizada de que el”tiempo libre”y el “ocio” tienen que estar asociado o a “pérdida de” tiempo o a “exceso de” actividades para “llenar” ese vacío.

Pero,  lo que queda claro es que el ocio puede ser tanto o más estresante que el “neg-ocio”. Por ejemplo, el modelo de protección/promoción de la salud del Dr. David R. Austin  (Univ. de Indiana) especialista en ocio terapeutico,  cree que el propósito del ocio como terapia es la recuperación o el incremento de la “salud” (entendida como: “un estado dinámico en el ciclo vital de un organismo que implica una adaptación continua al estrés del entorno interno y externo.”( King, 1971)).

1_Estamos buscando siempre el equilibrio entre las exigencias del día a día y la necesidad de sentirnos relajados y a veces las estrategias que utilizamos solo contribuyen a aumentar el estrés

2_La falta de control nos hace sentir indefensos y a veces no alcanzamos a detectar qué es lo que ayuda y que no, entramos así en una espiral de salidas, actividades, demandas que contribuyen a que nos sintamos peor: practicamos deportes para los que no estamos preparados, nos sumergimos en el ordenador y participamos en grupos que en el fondo no tienen que ver con nuestras motivaciones.

3_ En realidad, las actividades de ocio son  un medio para   suministrar dirección y estructura al tiempo libre.

4- ¿Qué resultados terapéuticos podemos obtener mejorando nuestro estilo de vida?:

1) aumento de la conexión con los otros y con el propio cuerpo

2) disminución del stress

3) mejora de la autoestima

4) mejora en la habilidad de organizar el tiempo libre

El ocio  está así dirigido a fomentar la autorrealización a través de una mayor libertad y  motivación  para que el ambiente no sea un límite sino una oportunidad.-

Se trata de suprimir normas, convenciones, prejuicios y de trabajar  todos los aspectos del guión personal: limitaciones físicas o psíquicas, historia personal, momento vital actual,  enfermedad actual, tipo de crisis etc…

Ej: Ana tiene 55 años y ha sido recientemente pre-jubilada (hace tres años). Ha trabajado durante 30 años en la misma empresa, que ha sido vendida y se ha acogido a los beneficios de la jubilación anticipada, con una ventajosa situación económica. Es soltera y vive sola. Tiene trastornos de sueño,  sentimientos de inutilidad y dificultades en establecer lazos sociales. Fuma veinte cigarrillos por día y ha comenzado a consumir ansiolíticos y antidepresivos, recetados por su médico de cabecera . Ha intentado apuntarse a distintos cursos y actividades grupales pero siempre ha abandonado. Su formación académica es de nivel medio y sus intereses limitados.- El abandono de las actividades se explica por la ausencia de proyecto personal derivado del cambio en las reglas de juego.   La invitamos a que comente en qué circunstancias abandonó las actividades  anteriormente ,  le pedimos que las describa, que describa al grupo, el lugar, por qué comenzó, cuanto duró y por qué abandonó.- En un segundo momento,  le sugerimos que arme una lista propia,  el único requisito es que las actividades tengan un punto de reto personal adecuado a su perfil y que se llegue a los resultados que ella misma enuncia como los deseados. Ana comienza a trabajar sobre su esquema corporal y decide iniciar un programa de caminatas y ejercicios anaeróbicos. A medida que su tonicidad y su fuerza mejoran, su estado de ánimo también lo hace ; comienza con clases  de natación, un deseo largamente postergado.-

Finalmente, Ana entiende que el sedentarismo era parte de una serie de hábitos armados durante la época laboral , la rutina impedía su conexión con intereses que nunca había desarrollado porque su tiempo estaba reglado.- Por último, trabajamos con ella   su proyecto personal a mediano plazo y ella decide que actividades realizará como recreación y cuales formaran parte de ese nueva forma  de autogestión de su tiempo.  

Avanzó desde una actividad prescriptiva hasta actividades recreativas para descubrir, finalmente, intereses de ocio autodefinidos. Gradualmente fué reduciendo el consumo de psicofármacos y luego de un año de apoyo psicológico  su estado general ha mejorado visiblemente

.- Bibliografía:

Austin, DR (1996) Therapeutic recreation: an introduction

Gorbeña; S (comp): (2000) Modelos de intervención en ocio terapéutico.Doc. de Estudios de Ocio nº11.Instituto de Estudios del Ocio. Universidad de Deusto

Monteagudo Ma.Jesús y Puig Núria (editoras): (2004) Ocio y deporte, un análisis multidisciplinar. Doc. de estudios del ocio nº27. Instituto de estudios del ocio. Universidad de Deusto

Liukkomen, Jarno & alt.: (2007) Psychology for physical educators.(FEPSAC)

Stories and more…..

Storytelling is a central part of every society and the power, importance and energy of oral, written, visual and enacted story lies at the heart of culture.

From early childhood through adulthood the power of narrative to seduce, cajole, convince and transform is one of the common experiences shared globally.

Stories help to construct our understanding of the world around us and to connect us to our own and others’ histories.

Escribir, narrar, contar historias, es una parte vital de la vida de las sociedades y las personas.-

La narrativa, permite cerrar ciclos, trasmitir mitos, definir miedos…

Nada mejor que pedir el relato de un evento social o personal, para entender los puntos de anudamiento al inconsciente, individual o colectivo .

¿Quién serías sin tus miedos?

“Los psicólogos y los coachs constatan que hay dos formas antagónicas de enfrentar la existencia: el victimismo y el protagonismo. Es decir, los que ven la vida como un problema a resolver y los que la contemplan como una oportunidad para aprender. Los que creen que la vida está regida por la suerte, el azar y la casualidad, y los que saben por experiencia que existe la ley de la causa y el efecto, por la que uno termina “recogiendo lo que siembra”. Y en definitiva, los que piensan que será felices cuando la vida les sonría y los que han descubierto que la vida empieza a sonreírles cuando aprenden a ser felices.

Alex Rovira autor de La buena crisis opina:

Pregunta.

¿Que tiene de bueno esta crisis?

Respuesta.

Pues que va a servir de palanca de cambio para desenmascarar las falsas creencias y valores corrompidos del viejo paradigma materialista. Y esto va a generar muchas crisis existenciales individuales, provocando que las personas que basan su felicidad en aspectos xternos comiencen a cambiar su foco de atención, volviendo su mirada hacia el interior. Por más doloroso que pueda resultar, es un proceso tan natural como necesario. Pero debido a nuestro temor al cambio, solo nos atrevemos a cambiar cuando nuestro sufrimiento es mayor que nuestro miedo.”

Fuente:

Entrevista de Borja Vilaseca para El país; 15/11/09

______________________________________________________________________

Leyendo la entrevista a Alex Rovira no puedo menos que relacionar esta idea de que solo se cambia desde la crisis más profunda, aquello de que “el punto más oscuro de la noche es justo antes del amanecer”, con  el concepto de resiliencia

que tan bien ha sido explicado por Cyrulnik observando a sobrevivientes  de campos de concentración, los niños de los orfelinatos rumanos y los niños de la calle bolivianos. Según este autor la idea de “algún día saldré de esto” ,  le da sentido al sufrimiento  y se transforma en narrativa que explica lo que sucede y que le dá salida .

¿Estás ante una catástrofe en tu vida?.

La catástrofe es un suceso desgraciado e inesperado a causa de algo violento . ¿Es el caso? Ciertamente no.  Sí, es probable que estés ante una debacle, esa palabreja tomada del francés para indicar un “suceso lamentable” una “cosa mal organizada” “algo con mal aspecto”.

“El desastre es el resultado de una situación de la que se ha perdido el control, de un proyecto que se viene abajo, de una batalla perdida.  Así lo que podría ser algo positivo como quitar todos los troncos y restos que ponen diques a la corriente, se convierte en caos y destrucción. La palabra debacle adquiere así la connotación de colapso, fiasco y fracaso. Es el resultado negativo de una acción o proceso iniciado para alcanzar un objetivo positivo.”

Pero quizás el problema estuvo en que la forma de plantear el proyecto era inadecuada, se saltaba pasos, simplificaba, recortaba alternativas. También puede que no hayamos controlado lo incontrolable: un problema de salud que se cronifica por ejemplo.

En ese caso la resiliencia psíquica aparece como una forma de superar los miedos a través de un proceso dinámico de varios pasos:

  1. Defenderse y protegerse
  2. Buscar equilibrar las tensiones
  3. comprometerse con el cambio: no hay nada peor que anclarse a los flash backs
  4. Superarse a uno mismo: descubrir nuevas fortalezas
  5. Responsabilizándose: esta es una crisis de confianza en la que nadie se hace cargo de nada. Comienza por tu propia historia.
  6. Ser creativo: se dice fácil pero cuesta dejar los viejos esquemas, es un entrenamiento que empieza por cosas pequeñas, cambios mínimos, pero la creatividad es un terreno que cuando se conquista solo brinda satisfacciones

Clínicamente se hace una diferencia entre las personas no resilientes y las que  lo son. Las primeras frente a situaciones de estrés post traumático tiene más fenómenos de call memory: están recordando más a menudo los episodios vividos, pensamientos intrusivos que paralizan el cambio.

Observa cuanto tiempo empleas en pensar cómo era ese trabajo del que te hecharon, cuanto gastabas con la tarjeta de crédito que te cancelaron, como era tu cuerpo antes de los embarazos y sencillamente concluye que o te inventas algo para seguir con lo que hay o lo m´s probable es que pierdas todo el trabajo realizado para construír ese fracaso con cara de nuevo comienzo.-

Fuente: http://resilnet.uiuc.edu/

http://resiliencias.com/index.html

http://www.addima.org/QueEsAddima.htm