¿Como se vive en la red? Second life

secondlife1.jpg

“Ecopolis” una ciudad ecológica en SecondLife

Second Life tenía 21.3 millones de usuarios registrados  en 2010 y una economía que generaba  1 millón de dolares diarios (aunque sin constancia de cuantas de esas cuentas estaban inactivas). En los últimos 10 años, se crearon en total 36 millones de cuentas, se invirtieron U$S 3.6 billones en instalaciones virtuales y el equivalente en tiempo utilizado por los usuarios en SL es de 217,226 años. Actualmente,  más de 1 millón de personas visitan SL al mes; juegos, eventos e inversiones ocupan la mayor parte del tiempo.

En ese mundo en 3D se pueden encontrar políticos, empresas, universidades, artistas y comerciantes. Es posible comprar con una moneda convertible a dólares terrenos y artículos varios.En Junio 2013 Second life cumplió 10 años y lo festejó con un mega evento que incluyó exhibiciones, performances, música en vivo, etc.

La idea de mundos artificiales visitados por gente real que en ese mundo virtual pueden controlar algunas limitaciones de la vida normal: edad, educación, raza, género es-al parecer-  una experiencia  ” liberadora”, comparable al síndrome de personalidades múltiples o a los cuadros disociativos,…..pero legitimado.

En el mundo virtual, la edad, la raza, lo que uno gana, la sexualidad pueden cambiarse. es posible teletransportarse o tener alas y volar.

¿Es eso en sí bueno o malo, adecuado, útil, necesario, prescindible, estimulante?

Hace diez años, los mundos virtuales eran un nicho de marketing que no merecía estudio científico alguno. Hoy, psicólogos e investigadores de todo el mundo se reúnen para tratar de entender que pasa cuando miles de personas dedican horas de cada semana a la “vida virtual”.

 

Second-prostitute
Prostitución virtual

¿Por qué actuamos como lo hacemos en Second Life, donde el predominio de sex shops y sexualidad en general aparece como generalmente aceptada?Porque nos sentimos libres de ser nosotros mismos detrás de nuestro avatar,  señala Elias Aboujaoude; la red se puede transformar en un espacio de identidades online para expresar aspectos negativos de nuestro self, seguros de que no recibiremos sanción alguna, sin barreras legales o morales. Pero pretender que nuestra e-personalidad se vaya a dormir cuando apagamos el ordenador sería demasiado ingenuo.Lo inconsciente movilizado a través de nuestro avatar vuelve como síntoma.

Un estudio realizado en el Virtual Human Interactional Lab (VHIL) por Jeremy Bailenson hace ya unos años, sugería que las cualidades que adquirimos online-confianza, inseguridad, agresividad- pueden invadir nuestras conductas en el mundo real, a menudo sin que nos demos cuenta. Bailenson encontró que solo 90″ de chat con avatares  es suficiente para iniciar cambios en la conducta offline “. Cuando nos escondemos detrás de un avatar, alteramos nuestra forma de comportarnos” -dice Bailenson-, se trata de nuestra autopercepción y nuestra autoconfianza. Pero ¿Son estos mecanismos conscientes? Todo parece indicar que no.

Se han realizado experimentos en los que se vió como asumir un avatar guapo o incluso más alto que la media influía luego en la conducta offline, por ejemplo en el flirteo o en una negociación.

La conducta online también parece afectar la salud. La investigadora de Stanford Jesse Fox, asignó al azar avatares a 75 voluntarios y los dividió en tres grupos:

1º) El primer grupo observó su propio avatar (similar en edad, sexo y aspecto) corriendo en una cinta durante 5 1/2 minutos

2º) El segundo, lo observó holgazaneando

3º) El tercero observó su propio avatar (similar en edad y sexo pero de distinto aspecto) corriendo en la cinta

Un día después, Fox encontró que los que habían visto a su avatar (igual en aspecto) haciendo ejercicio,  se habían ejercitado una hora más que los de los otros grupos, hay que tener en cuenta que se trataba de estudiantes de Stanford que son bastantes más activos que la media). El factor imitación e imágen corporal tenía una evidente influencia.

Sería estupendo trabajar en la motivación que despierta el mundo virtual para los cambios de hábitos y con fines psicoterapéuticos, no solo en sus aspectos negativos, y de hecho ya se hace en diversos programas de investigación.

” No hay nada o menos que nada en la conducta humana que no se pueda aprender y todo aprendizaje se basa en la imitación” sostiene René Girard, “si los seres humanos dejásemos de imitarnos unos a otros todas las formas de cultura desaparecerían”.

Leer más:  http://content.time.com/time/health/article/0,8599,1739601,00.html#ixzz2eUxrKPVW

http://www.amazon.com/Virtually-You-Dangerous-Powers-E-Personality/dp/0393340546

h

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s