Para entender a Violeta Santander: la impunidad de los delitos privados

01/09/08
“Parece una muñeca rota, impasible, menuda y frágil, excesivamente maquillada. …. El 2 de agosto, en Majadahonda (Madrid), Neira intentó defenderla cuando –según todos los indicios– estaba siendo agredida por su pareja. Antonio Puerta propinó una paliza al profesor, quien cayó en coma, entre la vida y la muerte, cuatro días después de recibir los golpes.

Violeta habla con vehemencia; no se piensa un segundo su primera respuesta:
—La opinión pública tiene a Jesús Neira por un héroe; incluso el Gobierno le ha concedido la Gran Cruz al Mérito Civil ¿Para usted Jesús Neira es un héroe?
—No, yo no creo que sea un héroe. Él entró de una manera violenta verbalmente cuando Antonio y yo estábamos teniendo una disputa. Neira no tenía que defenderme de nada, puesto que yo no estaba siendo agredida. Neira no se merece los golpes que Antonio le dio, pero lo de héroe… …..

Violeta…. con ternura casi maternal define a Antonio Puerta, como un hombre “afable, educado y amistoso. “Cuando golpeó a Neira estaba mal, con síndrome de abstinencia e ideas suicidas. Era la primera vez que veía a Antonio en ese estado. . Antonio lleva .muchos años con el problema de la droga. Es además diabético y toma ansiolíticos y antidepresivos para superar su adicción. ”
Violeta Santander califica la agresión de su novio a Neira como algo “impulsivo, de enajenación y de locura total”, y a su novio como “una persona enferma, que necesita ayuda. Cuando golpeó a Neira estaba fuera de sí. Neira no había tenido que meterse. En todo caso, si él creía que estaba siendo agredida, tenía que haber llamado a la policía únicamente”.

Violeta esboza una ligera sonrisa cuando reconoce que está enamorada de Antonio Puerta. . . Era una persona vulnerable, que necesitaba ayuda. Al principio éramos sólo amigos. Ya le conocí con el problema de las drogas, pero ha tenido en estos años temporadas muy buenas, incluso profesionalmente. Se ha dedicado al tema inmobiliario, y le ha ido bien. Pero el problema estaba ahí. Mira si será bueno y educado que a mí jamás me ha ofrecido droga. Yo no soy drogodependiente, que quede claro. Seguiré ayudando a Antonio. Creo que cuando las personas tienen un problema hay que apoyarlas. Y eso es lo que hago con Antonio”.


(Fuente : revista interviu)

El tema de la Violencia de género despierta casi siempre una serie de actitudes defensivas y desconfiadas.

En el caso que nos atañe: Un profesor universitario de 55 años en coma luego de recibir una golpiza del supuesto agresor a una mujer (Violeta Santander),  es desacreditado por la supuesta víctima.  Es preciso separar las variables en juego si queremos usar el caso como ejemplo para entender más la violencia de género : Continuar leyendo “Para entender a Violeta Santander: la impunidad de los delitos privados”