ORTOREXIA: Cuando comer se transforma en una obsesión

 

La ortorexia nerviosa – el trastorno alimentario ligado a la comida saludable- toma su nombre del griego “orto”: derecho, correcto.

El Dr Steven Bratman Phd, acuñó el término “orthorexia nervosa” en 1997, después de su experiencia en un distrito de Nueva York; ahí desarrolló una obsesión patológica por comer comida “sana”.

“Solo podía pensar en lo que comía. Pero, a pesar de ser consciente de mi obsesión por las raíces y los vegetales me resultaba terrorífico librarme. Había sido seducido por la “comida correcta”.

La descripción de Bratman corre paralela a la difusión de consejos dietarios que prometen salud restringiendo grupos enteros de alimentos sin una razón médica o una explicación científicamente válida.-

 

Es interesante observar que no solo se trata del típico “vegano”  que no come gluten, ni huevos, ni lácteos ni carnes y que podemos encontrar reunido con otros miembros de la “tribu” a la salida de una clase de yoga, hablando de las virtudes de la limpieza colónica e intercambiando recetas de pizza de tofú, sino que -a la vuelta de la esquina-  un grupo de amantes de la  dieta “paleo”, defensores de volver a comer como el hombre de las cavernas, se exigen en una clase de CrossFit seguida de unos cuantos bifes de ternera; otra vez, los “paleo” no comerán gluten o granos o lácteos u otras “toxinas”.-

¿Qué tan frecuente es la Ortorexia?

La línea que separa una alimentación “normal” y saludable de la ortorexia nerviosa, suele ser borrosa, pero una forma de definir esta condición refiere al hecho de que el comer “saludablemente” causa estrés y trae consecuencias negativas en la propia vida.-

Pueden sentirse consternados por haber comido un pedazo de pan, o sufrir ansiedad por no poder acceder a algunos de los alimentos que consumen o comer solo en casa donde sus “supercomidas ” pueden ser controladas.-

Estas costumbres terminan afectando su relación con familia, amigos, compañeros de trabajo que se alejan por sentir que ni quieren ser culpabilizados ni desean ser “evangelizados”.-

La ortorexia no está aún considerada un trastorno alimentario, pero se está trabajando en mediciones de la prevalencia en diversas poblaciones.-

Investigadores italianos han desarrollado en 2005, el cuestionario ORTO-15 , con un score <40 para detectar ortorexia y >40 significando una tendencia a conductas obsesivas y fóbicas relacionadas con la comida.- Algunas preguntas de este cuestionario : “Estás preocupado por la comida más de 3 horas al día?”, “Te sientes culpable cuando transgredes tus reglas de comida saludable”? .Usando este cuestionario, otro grupo de investigadores italianos reportó una prevalencia de ortorexia del 56% con una relación mujer/hombre de 2/1, aunque usando un valor residual de 35, la prevalencia se redujo al 21%.-

La mayoría de los estudios se hicieron en poblaciones en las que se podría sospechar un incremento de ortorexia, por ejemplo en profesionales de la salud: usando ORTO-15 , la prevalencia en un grupo de médicos turcos fue del 45,5%; en un grupo de cantantes de ópera fue del 81,1% y  32% en bailarines turcos; por su parte un grupo de profesores de yoga de España puntuó el 86%.-

Usando otro cuestionario -el test de Bratman-, 12.8% de nutricionistas austríacos fueron clasificados como teniendo síntomas de ortorexia.-

¿Es un trastorno mental?

La ortorexia aún no está incluida en el DSM-5 que puntúa trastornos alimentarios tales como : anorexia -bulimia-trastornos por atracón y “otros trastornos inespecíficos”. Algunos clínicos proponen que debiera incluirse con criterios propios y ya están postulando algunos criterios diagnósticos. Notan algunas conductas patológicas típicas como la referencia a la limpieza, sanidad, pureza del cuerpo más que a la imagen corporal o la obsesión por el peso como en la anorexia o la bulimia..-

Como Bratman explicó en 2010:

A veces-no siempre-la ortorexia tiene síntomas similares a un trastorno obsesivo compulsivo y a veces se parece a la anorexia. Pero también es cierto que puede no parecerse a ninguno de los dos, no se trataría del típo OCD o la típica anorexia”

También hay que tener en cuenta que las personas se mueven entre “etiquetas” y generalmente estas no sirven para diseñar soluciones terapéuticas por lo que es importante rescatar la subjetividad y la historia de cada sujeto. ¿Cómo ha llegado hasta aquí?

Quizás sería importante transmitir que no hay que confiar en todos los devotos consumidores de jugos y repollos, incluyendo los profesionales de la salud o las celebridades, si sus consejos no están basados en evidencias científicas.-

No hagas de la comida lo más importante de tu vida, quizás entre comer en soledad tu ensalada de algas o compartir una pizza con amigos, sea mucho mejor lo segundo.-

¿Y tú como puntúas?

TEST DE BRATMAN

  • ¿Pasa más de tres horas al día pensando en su dieta?
  • ¿Planea sus comidas con varios días de antelación?
  • ¿Considera que el valor nutritivo de una comida es más importante que el placer que le aporta?
  • ¿Ha disminuido su calidad de vida a medida que aumentaba la calidad de su dieta?
  • ¿Se ha vuelto más estricto consigo mismo en este tiempo?
  • ¿Ha mejorado su autoestima alimentándose de forma sana?
  • ¿Ha renunciado a comer alimentos que le gustaban para comer alimentos “buenos”?
  • ¿Su dieta supone un problema a la hora de comer fuera, y esto le distancia de su familia y amigos?
  • ¿Se siente culpable cuando se salta su régimen?
  • ¿Se siente en paz consigo mismo y cree que todo está bajo control cuando come de forma sana?

Cuatro o cinco respuestas afirmativas confirman que hay cierto grado de obsesión y conviene relajarse al respecto. Si todas las respuestas son afirmativas nos encontramos ante un claro caso de ortorexia.

Fuente:

http://theconversation.com/orthorexia-nervosa-when-righteous-eating-becomes-an-obsession-36484

http://comeconsalud.com/alimentacion-nutricion/ortorexia-diagnostico-test-bratman/

Traducción y edición : Raquel Ferrari

 

 

Ortorexia: un nuevo trastorno alimentario

Tradicionalmente, los trastornos alimentarios incluían problemas con la cantidad de la ingesta, en la forma de un dejar de comer (anorexia) o un comer en forma compulsiva (bulimia).

En los últimos años, han aparecido nuevas formas  asociadas no tanto a la cantidad sino a la “calidad” de lo que se ingiere. Se trata de una preocupación excesiva, una obsesión que se convierte en patológica por mejorar el estado de salud a través de la alimentación.-

La ortorexia (del gr. “orto” recto y correcto y “orexis” apetito) es un síndrome, que no podemos considerar una enfermedad en sí misma pero que aparece como un trastorno no específico de la alimentación. Según la OMS, ya afecta al 28% de habitantes de países desarrollados y al alza.

Las personas afectadas por ortorexia, suelen:

  • definir qué comida es saludable y cual no lo es, lo que lleva a una restricción cada vez mayor de diversos alimentos
  • asumir creencias ligadas a conceptos filosóficos o ideas religiosas relacionadas con la comida y el proceso de generación de alimentos: por Ej. creen que no es bueno mezclar diversos tipos de proteínas o nutrientes en la misma comida
  •  condenar el consumo de proteína animal en todas sus formas,ligado al sufrimiento animal y la modificación genética de semillas
  • Planear sus comidas y las compras con días de antelación
  • Llevar algo para comer como una forma de no tener que consumir otros productos no aceptados
  • Evitan las comidas sociales porque asumen que no aprobarán el menú
  •  Demonizar  algunos alimentos azúcares, harinas blancas, carnes rojas puede llegar al extremo de criticar en su presencia a quién las consume
  • Preocuparse en exceso por las técnicas y materiales empleados en la fabricación de alimentos con especial referencia a herbicidas, o sustancias artificiales

En este trastorno puede suceder que al principio se trate solo de mejorar la salud, o curarse de alguna enfermedad o bajar de peso, pero esto se convierte en una conducta limitante que afecta las relaciones sociales y genera una insatisfacción afectiva que puede convertirse en crónica.

No hay una preocupación por la imagen corporal tan marcada como en la anorexia pero sí pensamientos obsesivos ligados al control y al perfeccionismo.También se detectan mecanismos fóbicos relacionados con una marcada ansiedad respecto de evitar los alimentos y cierta lectura hipocondríaca de las señales del cuerpo.-

El término “Ortorexia” fue acuñando por Steven Bratman,MD,MPH en 1996. Comenzó a usarlo en relación a pacientes que estaban muy obsesionados por su salud. No lo hizo en forma de diagnóstico sino como una forma de marcarles que esa forma “saludable” de comer, quizás no lo fuera tanto. Con el tiempo, comprendió que sí estaba frente a una nueva forma de trastorno alimentario, si bien no está oficialmente reconocida en el DSM-5.

¿Por qué alguién desarrolla ortorexia? por múltiples razones que van desde el miedo a la enfermedad, la compulsión por mantener un control completo, miedos, querer mantenerse delgado, temas de autoestima, búsqueda de crecimiento espiritual a través de la comida, efectos colaterales de cuadros post-psicóticos o crearse una identidad a través de la comida.-

Un abordaje psicoterapeutico buscará:

  • Identificar cuales han sido los disparadores emocionales de los síntomas ortoréxicos
  • Crear consciencia de las formas saludables de responder al miedo, la tristeza, la ira o la vergüenza
  • Evitar patrones destructivos de pensamiento tipo esto sí/aquello no, que agrega una experiencia de desesperanza
  • Desarrollar confianza en el potencial propio para hacer elecciones saludables hacia una recuperación.-

En todo caso, se trata de crear un clima que favorezca el restablecimiento de la confianza en sí mismo, una relación emocionalmente sana con el propio cuerpo, una lectura crítica de las tendencias que se leen en Internet y un ejercicio de creatividad para mediar entre las propias ideas, la información disponible y el propio proyecto personal.-