El rompecabezas de la pareja

 

En la pareja es común ubicar al otro en la posición de un objeto ilusorio, a manera de un recorte que puede atraer o generar violencia, irritar o fascinar.-

En tanto el otro no sabe exactamente qué es aquello que se le está proyectando, es inevitable que esa superposición con la realidad sea incompleta y el  «diferente» es vivido como un intruso  y  es  así como se va  perdiendo el «encanto»

En toda pareja  existen acuerdos y pactos inconscientes  que definen el tipo de objeto preferido y la manera de elegirlo.

La historia personal suele contar con un amplio catálogo de vínculos que han dejado su inscripción en el inconsciente.

Los primeros, claro está, son los parentales, pero luego están los objetos extraparentales significativos. Estos interactúan para formar un complejo sistema de opciones acerca de cómo elegimos y como nos ofrecemos para «ser elegido».-

A medida que la historia personal avanza, se van produciendo cambios en los códigos, en algunas de esas modificaciones surgen síntomas de malestar: aquello que unía, ahora separa.

El posible sufrimiento, efecto de estos desencuentros hace que nos refugiemos en conductas «seguras», una manera de recuperar la sensación de certidumbre contra la incertidumbre que el cambio sugiere.

Este efecto es más notorio cuando uno de los miembros de la pareja quiere mantener inmovilizado el vínculo, dejando fuera la necesidad de cambio que el otro plantea.

Toda pareja está formada como un rompecabezas, un organizador de la relación en sus distintas modalidades: emocional, sexual, económica, comunicacional.-

Entender COMO se ha armado inicialmente ese rompecabezas, ayuda y favorece entender el por qué de las crisis posteriores que pueden desencadenar el final de la relación.-

Freud se refirió al tema en sus escritos sociales, si bien luego ha sido un aspecto un tanto descuidado en su teoría,  la psicología y el psicoanálisis proveen hipótesis auxiliares para el tratamiento de la problemática de los vínculos a través de una terapia de pareja, por ej: actualmente aparecen  cuestiones religiosas o de origen étnico  en las uniones, relacionadas con los flujos migratorios, también se habla de la cuestión de lo transitorio, de lo light, del amor líquido.

Otro aspecto del rompecabezas tiene que ver con las normas, los valores,las creencias, que actúan como organizadores de la continuidad histórica y que puede originar choques en los modelos familiares. Suelen ser descartados en la etapa del enamoramiento pero son transformados luego, en una fuente permanente de conflicto o en un espacio no compartido y por lo tanto quizás conflictivo.-

Una pareja  se constituye en base a proyecciones relacionadas con las imágenes inconscientes de cada uno y crece dentro de en un sistema de creencias y valores a partir del cuál  elabora un proyecto en común.

La cotidianeidad asume esos pactos conscientes e inconscientes, dentro de la pareja se desarrolla un campo de fuerzas, un escenario surtido de recuerdos, percepciónes del otro que llevan al acuerdo o al desacuerdo.-

Todo acuerdo se basa en una fantasía de supervivencia a través del tiempo y del espacio. Siendo ésta idea ilusoria, está expuesta a no cumplirse en forma permanente porque  depende de las circunstancias cambiantes del día a día y de las irrupciones de lo real que los acuerdos tienden a bloquear….hasta que ya es imposible hacerlo y surje una crisis.

Lo cotidiano puede servir para afianzar la estructura y ayudar a su evolución o puede despertar un sentimiento de encierro, tedio y aburrimiento.

El vínculo se estanca, el tiempo no pasa, y la historia….inevitablemente, se repite.

Es ahí en donde puede ser útil una terapia de pareja,  que  es cosa de dos aunque generalmente es uno el que da la voz da alarma y el otro,  el que -por lo menos- tiene que colaborar. Si no es así, el que ve el problema todavía  puede acudir al profesional, que podrá ayudar aunque, lógicamente con menos capacidad de maniobra. El principal problema  de la terapia de pareja es que se acude al profesional cuando ya parecería que no hay solución y que alguien ya ha tomado una decisión

Entre los motivos de consulta más frecuentes, la comunicación es la «estrella»:  discusiones inútiles y destructivas en las que se hace sufrir y se sufre tremendamente sin llegar a ninguna solución, o lo contrario,  largos silencios, no se hablan ni se comunican y la relación va muriendo. La vida laboral excesiva suele ser una coartada para no ver estasc uestiones.

Otro problema frecuente es la falta de aceptación de la forma de ser del otro, luego están los problemas sexuales, las diferencias de criterio en la crianza de los hijos, la intolerancia.

Alrededor del 75% de parejas mejoran su relación a través de un proceso terapéutico, se trata solo de iniciarlo a tiempo y con expectativas realistas.

.

Bibliografía:

Berenstein. I & Puget J.: psicoanálisis de la pareja matrimonial

Freud. S: Psicología de las masas y análisis del Yo. (Obras completas)

Lévi-Strauss, C: Las estructuras elementales del parentesco

San Valentin en internet

Hoy es …una vez más!  San Valentín. Almibaradas expresiones publicitarias bombardearan a los pobres mortales de  este lado del globo haciendolos sentir culpables por odiar las tartas de crema en forma de corazón o estar  solos de solemnidad «sin nadie que me ladre» si son  single, ese vocablo tan poco preciso….

Ahora bien, existe un tercer grupo,  el de aquellos que mantienen un ciberidilio, que es como estar en el limbo, ni en el «infierno» de la «ausencia de amor», ni en el «cielo de contigo mi vida es un sol».

Esther Gwinell describía en 1999 en su libro » El amor en internet» los pasos que sigue un ciberidilio:

1) La comunicación es casual y aleatoria al comienzo

2) Un miembro de la red social manifiesta interés por lo que otro dice

3) ambos intercambian mensajes publicos o privados a través de chat o intercambian mails

4) los mensajes se vuelven más largos, personales y posiblemente comprometidos

5)uno de los comunicantes emplea frases cariñosas y el otro sigue la pauta

6)los mensajes se hacen más frecuentes, es emocionante abrir el correo y esperar a encontrar el mensaje, cuantos más mensajes envías y recibes más quieres recibir y más placer sientes cuando los ves aparecer en la pantalla del ordenador. Se intensifican las fantasías y ocupan cada vez más lugar. Algunas personas llegan a pasar entre 6 y 10 horas diarias intercambiando mensajes online con un amante virtual

7) intercambian fotografías: antes y durante todo este proceso

8) se conocen personalmente

Y yo agrego…o no!, alguno desaparece misteriosamente, sumiendo al otro en una depresión en toda regla. En casi doce años las cosas han avanzado, los portales de contactos facturan millones y gente de todas las edades, sobre todo mayores de 40 participan sin rubor en este juego de encontrar y ser encontrado.

Es una tendencia que se afianza y que vale la pena mirar con detalle. En la clínica ya no es rara la demanda relativa a «historias en la red»  y si como decía Mc Luhan «el medio es el mensaje», como psicólogos y psicoanalistas hemos de interpretarlo.

En su libro «The new psychology of love» Stemberg  señala que el amor es el resultado de tres componentes:

Intimidad

Pasion

Compromiso

Veamos que pasa en las ciberelaciones:

La intimidad se instala muy rapidamente  debido al anonimato que potencia el control  de  lo que el otro sabe de uno, incluso la inmediatez de enviar un  mensaje de chat comentando como te sientes   ayuda a que se instale la intimidad.

La pasión en el ciberespacio no corre riesgo de sufrir los golpes de la realidad. Nadie tiene mal aliento, ni disfunción erectil, ni  celulitis . El órgano sexual por excelencia es el cerebro,  pero sin el encuentro físico la pasión es más que nada una proyección  de un  deseo,  aún más que en la vida real.

En un ciberidilio uno se siente atraído hacia la persona ideal, aquella que nos acelera el corazón cuando nos envía un correo, por eso la intensidad es aún mayor que en 3 D, es verdad que la química que dan los sentidos está abolida pero las proyecciones ocupan todo el espacio gestando relaciones muy fuertes por el alto contenido imaginario.

En cuanto al compromiso este tema es delicado  en la red … mucho más que en 3 d que ya tiene tela. Muchas personas mantienen relaciones simultáneas y no lo encuentran ni problemático ni patológico ¿Un hombre casado que chatea con una desconocida/o está engañando a alguien?.

Se han dado  casos de divorcio en el que se han aportado como pruebas los e-mails o las conversaciones de chat y ya comienzan a aburrir  las historias de encuentros y desencuentros en Facebook.  En general un ciberidilio dura en promedio 3 meses, el factor» proyecto» suele ser el gran ausente, aunque como todo hay honrosas excepciones.

En el amor virtual lo que importa  es el equilibrio de expectativas  que marca el que puedan o no progresar a una relación en 3D ( suponiendo que esa sea la idea)  en  caso de que no lo  sea tenemos una de las puntas del problema….el adicto a los contactos virtuales es un nuevo perfil que vale la pena estudiar.

En la vida real  el compromiso y la atracción se van desarrollando  de la mano de la mirada, la voz, la imagen,  objetos de deseo  ausentes en los ciberidilios pero en estos el factor intimidad y pasión puede saltarse todas las etapas previas mucho más rápidamente,  de ahí su componente adictivo: el anhelo de satisfacción emocional es lo  que suele mover a las personas a buscar relaciones virtuales.

Como profesionales psi nos enfrentamos a un nuevo estilo no necesariamente patológico, una nueva manera de relacionarse que tiene sus peculiaridades.  Como dice Javier  Echeverria : no hay transformaciones tecnológicas profundas sin cambios radicales en la mentalidad social.

Podemos buscar entender como es que funciona este nuevo estilo: hablar de Yo ideal, de proyecciones…etc… , podemos considerarlo solo como una patología o como la futura normalidad,  pero lo que no podemos  es negar que las cosas han cambiado y  que un nuevo espacio social ya se ha construido . ¿Que fue primero?¿El ciberidilio es causa o consecuencia? creo que como todo fenómeno social es una suma  de razones de ser: la liquidez de las relaciones y el narcicismo individualista de las últimas décadas , sumado a la oportunidad ofrecida por los cambios tecnológicos transformó la vieja «agencia matrimonial» en un diálogo al alcance de todos, meetic.com  o parship.com mediante…la sociedad en red garantiza en forma imaginaria (y no tanto) la oportunidad para todos de formar parte de la aldea global y eso nunca puede ser negativo.

Que sea el inicio de una  relación patológica o una oportunidad de cambio depende, como siempre, del sujeto que interviene y de su historia.-

Gwinell, Esther: «El @mor en internet: intimar con desconocidos». Paidos iberica ediciones (1999)

Stemberg, Robert; Weiss Karen: «The new psychology of love» Yale university press. (2008)

Echeverria, Javier: http://www.saladeprensa.org/art08.htm