Por qué tienes miedo al fracaso y cómo superarlo

 

Superar el miedo al fracaso - La Mente es Maravillosa

 

Dentro de las emociones básicas humanas el miedo cumple la función de favorecer la adaptación al medio, detectar posibles peligros y asegurar la conservación de la especie, pero cuando deja de ser una estrategia de adaptación se suele transformar en un obstáculo, muchas veces paralizante.

El miedo esta en la base de muchos síntomas psicológicos: trastorno obsesivo compulsivo, trastorno de ansiedad, trastorno por estrés pos traumático, fobias, etc.

El miedo a fracasar es ese estado de inseguridad que se instala ante nuevos retos profesionales, laborales o personales. A nadie le gusta fracasar pero, a veces, el miedo al error puede ser tan intenso que evitarlo llega a eclipsar la motivación por el éxito. La inseguridad acerca de si estamos o no haciendo las cosas correctamente hace que muchas personas saboteen inconscientemente sus oportunidades.

Los síntomas físicos del miedo al fracaso son los típicos del ataque de ansiedad : taquicardias, sudoración, vómitos, contracturas musculares, pérdida temporal de la memoria, etc. En cuanto a los síntomas ligados a lo psicológico, es común el pensamiento rígido y catastrofista, la baja autoestima, la procastinación y  la autoexigencia.

                                 ¿Cuál es la causa del miedo al fracaso?

Hay varias, muchas de ellas se combinan en cada historia individual, siempre con el mismo objetivo : evitar que el CAMBIO que deseamos lograr se produzca.

  • Mandatos familiares : si de niños nos vimos sujetos a la mirada de adultos hiper críticos, que muchas veces instalaron reglas basadas en ultimatum y castigos, es posible que hayamos desarrollado una necesidad constante de pedir permiso y validación por todo lo que queríamos hacer.
  • Perfeccionismo: está siempre en la raíz, en la base del miedo al fracaso. Para un perfeccionista, el fracaso es sinónimo de humillación. La regla que instalan es NUNCA salir de la zona de confort.
  • Expectativas: generalmente exageradas, con objetivos irrealizables que garantizan una crisis de ansiedad a cada paso.
  • Pensamiento binario : es éxito o fracaso, no hay grises, ni triunfos parciales y hay muy poca capacidad de poner los pequeños logros en contexto

                                     ¿Cómo actúa el miedo al fracaso?

Cada talento, cada habilidad tiene su opuesto. Las personas exitosas se suelen acostumbrar a ganar y obtener altos standards, pero esto puedo ser terrorífico en algunos casos. Cuando un rasgo, una forma de conseguir logros ocupa demasiado espacio en la vida de alguien termina transformándose  en un handicap.

Los logros pueden ser un valor de relevancia, algo importante en la autovaloración , las personas que han tenido logros importantes construyen su vida alrededor de “brillar” en todo, en la escuela, los deportes, hobbies, trabajo, relaciones. Cada nuevo logro les agrega una percepción de poder y ser “el mejor”, “hacerlo mejor” termina siendo más importante que cualquier mirada realista sobre el “¿Para qué? de lo que hacen. Así, fallar se convierte en algo impensable, una pesadilla que es necesario evitar a toda costa.

Su forma más sencilla de funcionar es ceñirse a lo conocido, nunca arriesgarse, trabajar más horas, revisar todo dos y tres veces y ser la persona más conservadora de este mundo. Si el trabajo duro y constante, los horarios extenuantes y los subordinados que observan y acosan esperando resultados no evitan la posibilidad de fallar, estas personas usan todos los medios disponibles incluido el nunca terminar el trabajo, extender plazos, cuestionar detalles,  etc…

Todos queremos triunfar, el problema es que triunfo y fracaso son las dos caras de la misma moneda. Cuando no puedes aceptar la inevitabilidad de cometer errores y la importancia del ensayo/error en el proceso de generar soluciones, corres el riesgo de perder la creatividad; más creativo eres, más errores vas a cometer. Decidir evitar los errores destrozará también tu creatividad.

Oímos hablar mucho acerca de “ser positivo”. Quizás haya que reconocer también las partes negativas de nuestras experiencias que juegan un rol muy importante en los futuros éxitos, tanto en el trabajo como en el resto de nuestra vida.

 

Cómo afrontar el miedo al fracaso y lograr tus objetivos

 

 

                             Paso a Paso : ¿Cómo enfrentar el miedo al fracaso?

  1. Descubre de donde viene el miedo. Busca en la raíz de tus creencias negativas: sucesos, mandatos, ideas, valores, mentores o figuras de autoridad. Identifica el origen, escríbelo y aprende a tratarlo como un extraño, no tiene que ver contigo. Puedes imaginarte que estás tratando de ayudar a un amigo, quizás su miedo tenga que ver con algo que le pasó en su niñez o en una inseguridad profundamente arraigada. Ponerle nombre a la fuente del miedo le quitará poder.
  2. Aprende a mirar el todo en lugar de las partes. Estudia los casos de éxito, lee biografías de personas “exitosas” y descubrirás que siempre ha habido etapas, secuencias, no tan brillantes, Establece diálogos internos que creen nuevos guiones, nuevas narrativas con final incierto pero siempre feliz; reemplaza la catástrofe por un “¿Que es lo peor que puede pasar?”. La voz en tu cabeza puede ser un aliado o tu peor enemigo. Tú eliges.
  3. Re encuadra tus objetivos. La mentalidad TODO/NADA puede dejarte en la cuneta. Trata de tener una idea clara de lo que quieres lograr pero siempre incluye aprender algo nuevo. Si mejorar y aprender es una aspiración es menos probable que fracases. En algunos empresas, por ejemplo PIXAR, se anima a sus empelados a ” fracasar pronto y rápido”, como forma de entrenar la creatividad y la innovación, único camino de estar siempre a la vanguardia. Esa mentalidad supone que sin obstáculos no es posible crecer.
  4. Visualiza todas los resultados posibles. La incertidumbre es un estado emocional incómodo. Tomate tu tiempo para analizar todos los finales posibles, todas las alternativas que surjan de tus decisiones. Mantén el control sin que te paralice. Piensa en el peor escenario posible y desármalo en pequeñas secuencias. ¿Dónde harías un cambio?. Piensa también en tu mejor resultado. El miedo a lo desconocido puede hacer que no aceptes un trabajo nuevo, que no te mudes, que no inicies un deporte, que no llames a esa persona con la que deseas contactar, que no ensayes una técnica nueva. Tener claro como podrían terminar las cosas puede ayudarte a salir de tu zona de confort y despegar.
  5. Hazte amigo del peor escenario posible, puede que no sea tan malo. “Si sucede conviene” dicen los budistas, es importante analizar cuál sería el verdadero impacto del peor escenario posible en el guion de tu vida ¿Qué cambiaría REALMENTE? Y en todo caso, si la falla que cometiste hizo fracasar el negocio, ¿Cómo sabes que no te traerá nuevas oportunidades? 
  6. Ten a mano un PLAN B: hay un viejo dicho “Espera lo mejor mientras te preparas para lo peor”. Tener un back up, un plan B, una alternativa, te dará confianza y te permitirá asumir riesgos calculados. Hay muchas maneras de enfrentar un reto.
  7. Aprende de lo que sucede: quizás las cosas no salen como lo habías pensado, pero eso no significa que has fallado. Aprende del resultado, hasta la situación menos pensado podría merecer otra mirada.

 CUANDO APRENDAS QUE ” FRACASAR ” ES UNA OPORTUNIDAD DE CRECIMIENTO EN LUGAR DE UNA SENTENCIA DE MUERTE, HABRÁS CONQUISTADO EL MIEDO AL FRACASO

                                  NO EXISTEN ERRORES SOLO RESULTADOS

 

Miedo Al Fracaso: Causas, Síntomas, Consejos, elementos

 

 

 

 

 

Ansiedad, fobia social & happy new year

 

 

 

Se dice que las personas afectadas por fobia social sufren más en Navidad y Año Nuevo que durante el resto del año…aunque puede que no sea cierto.

No obstante en Enero se suele notar un incremento de consultas relativas a situaciones  incómodas vividas durante las fiestas de fin de año y esto sí puede que sea cierto. Pero una incomodidad no implica un trastorno.

¿Que es la Fobia social?

Es un trastorno de ansiedad en el que se teme sufrir situaciones humillantes en público, o encontrarse en lugares en los que se pueda ser observado y/o juzgado y se busca evitar esas situaciones.

¿Por qué aumentan los problemas en esas fechas?

Las reuniones familiares, empresariales, las ausencias y el estrés de las compras del mes de diciembre son un caldo de cultivo para inesperados y desagradables síntomas de ansiedad. La mayoría de los trastornos de ansiedad se dan entre los 20 y 40 años, y las más afectadas son las mujeres. ..Es una época donde mucha gente la pasa muy mal. Pareciera que la vida se termina en una semana y el nivel de tensión explota”, el “espíritu navideño” potencia  los ataques de pánico, ciertas fobias específicas (por ejemplo, a comer en público), la ansiedad generalizada (se cree que en pleno festejo pasará una desgracia) y  la fobia social: el temor a exponerse en público.

¿Que le pasa a un fóbico social?

Los fóbicos sociales sufren porque hay más situaciones de interacción con desconocidos y con un grupo familiar ampliado. Puede que con gran dificultad el sujeto se exponga a las reuniones , directamente las evite o deba inventar excusas con el aumento de tensión emocional que esto implica.-
Interactuar es para un fóbico social un reto permanente.
Encontrarse con otros con quienes no hay contacto el resto del año, la ausencia de un ser querido, el cambio de las rutinas pueden convertir a las fiestas en un calvario para personas  estas personas, y lo que podría ser motivo de festejo familiar se transforma en una bomba con capacidad suficiente para llevar la fobia a niveles patológicos.

¿Que pasa con la ansiedad?

La ansiedad es parte de un sistema de alarma biológico que prepara al cuerpo para la lucha o la huida, ayuda a identificar peligros y permite crear estrategias de enfrentamiento pero cuando sin que exista tal peligro el sistema se dispara,  la cosa se complica.

Es importante tener claro que existe una fobia social si el paciente se siente obligado a evitar la situación, el solo temer a la situación o sentirse incómodo no significa que se trate de una fobia. Quizás se trate de un aumento de la ansiedad por exceso de timidez o por cambios en la rutina. El miedo escénico, los nervios, el sentirse incómodo en una multitud es timidez y no una patología.

La lista de síntomas que definen la fobia social ha ido creciendo en el DSM IV, estas nuevas definiciones ampliadas, significan que más personas se autodefinen como fobicos sociales cuando NO lo son. Es claro el interés de las farmaceuticas por generar la idea de que existen cada vez más situaciones que son catalogadas de “respuesta fóbica” sin tomar en cuenta la estructura de personalidad, la historia y los sucesos desencadenantes.

David Healy

reputado psiquiatra, sostiene que sólo el 1% de la población sufre fobia social. Es claro que existe un interés en transformar la timidez común en una patología. Healy opina que se están convirtiendo demasiados aspectos de la vida cotidiana en enfermedades “Estamos cambiando lo que es ser humanos”

¿Que se puede hacer?

Una forma de intentar llevar a delante estas fechas es darnos tiempo para descansar y relajarnos aprovechando el impasse, aprender a decir NO, organizar nuestro agenda con la menor cantidad de obligaciones posibles y no temer al cambio:
Si siempre se ha hecho de una forma no es razón suficiente para repetir.
Otra cuestión es armar estrategias: ¿Cómo queremos que sean estas fiestas? ¿Qué nos preocupa y cómo enfrentarlo?
Quizás sea importante tener en cuenta que un fóbico social se preocupa en la mayoría de los casos por cosas que nunca ocurriran.

.¿Que dice el psicoanálisis?

Considera que los síntomas fóbicos están presentes en personalidades diversas y que por lo tanto no puede considerarse como un proceso independiente, aunque describe un cuadro en el que la fobia es el síntoma predominante. Trabaja sobre aquello que habiendo sido reprimido regresa desde el exterior en foma de “miedo a”. El desplazamiento sobre un objeto o una situación fobígena es secuendario a la ansiedad y la evitación es el mecanismo de defensa de elección.

¿Es posible mejorar?

En la medida en que se entienda el proceso y la historia que ha desembocado en el síntoma las posibilidades de mejoría son elevadas y apuntan a una mejor calidad de vida.-

Moynihan, Ray , Cassels, Alan : Medicamentos que