Usando la fotografía en psicoterapia

Ya hace casi diez años que comencé a hacer fotos y a mirar el mundo desde una nueva perspectiva. Cuanto más utilizaba el lente para explorar cada esquina de Barcelona, más me motivaba a descubrir nuevas conexiones entre espacios, formas y colores.

Era una época muy especial para mí, digamos que atravesaba una crisis de identidad y en mi profesión -la psicología-, eso puede ser una dificultad o una oportunidad. Elegí que fuera lo segundo, así lo que podría haber desencadenado un cuadro de ansiedad y depresión comenzó a transitar por otras alternativas más creativas. Mi Canon fue la herramienta que me permitió comenzar un aprendizaje progresivo acerca de como una imágen puede capturar y transferir una emoción personal, haciendo más consciente el aquí y ahora. Cada foto podía traducirse en una historia de cómo me sentía en ese lugar y en ese momento. Solo se trataba de estar atenta.

No soy fotógrafa profesional y respeto ese espacio profesional. En una época de frivolización de los saberes”, es bueno establecer marcos de referencia. Simplemente soy alguien  que ama el arte en generaly  la fotografía en todas sus facetas en particular. En ella, junto con la escritura encontré un canal de expresión.

Así comencé a pensar en la utilidad de la fotografía como herramienta complementaria de la psicoterapia. Actualmente,  hacer fotos se ha convertido en una actividad casi compulsiva casi en todos los ambientes: la selfie, lo instantáneo y rápidamente compartido en las redes sociales, distan mucho de el uso “terapeutico” del que hablo.

Se trata de “estar presente”, una vuelta de tuerca al Mindfulness, buscando hacer foco, centrar la atención en lo que vemos a través del lente.

Inevitablemente pondremos nuestra mente a fluir alcanzando altos niveles de bienestar. En la psicoterapia con adolescentes, por ejemplo, es interesante observar de que manera, una aproximación diferente al uso de sus teléfonos, que ya son parte de su día a día, puede ayudarlos a entrenarse en una nueva percepción de su mundo. La tecnología suele dar como efecto secundario, una tendencia a la desconexión, en la que las redes nos dicen que es o no “importante”, qué ver pero no qué mirar, sin embargo, es posible ir más allá.

Hay ya mucha gente muy interesante y formada trabajando en esta línea, descubriendo la fuerza de la imagen como estrategia. Por ejemplo  Marianne Ellis, creó un proyecto en el que durante 55 días, los participantes posteaban en un grupo cerrado de Facebook las imágenes tomadas con sus cámaras o smartphones, basadas en el tema del día. El resultado fue una mayor conexión de los miembros entre sí a partir de compartir sus historias personales alrededor de las imágenes.

Los participantes comentaban que se sentían más “presentes”, más conectados a su entorno. Alguien comentó que hacía cada día el mismo trayecto al trabajo pero que nunca se había dado cuenta de cantidad de detalles, lugares o personajes.

Este tipo de experiencias mediadas por la fotografía son una puerta a un mejor entendimiento de quienes somos. La imagen evoca emociones y desencadena recuerdos. En cuadros de depresión y ansiedad un uso diferente de la actividad de fotografiar brindará un apoyo al trabajo en psicoterapia, derribando algunos mitos presentes en la ubicuidad de la “selfie” para permitir un uso mucho más positivo de la posibilidad de tomar imágenes y compartirlas.

Estas actividades basadas en fotos se denominan “Fotografía terapéutica”

No necesitan de un terapeuta en tanto son actividades que se realizan de manera individual o grupal, si bien tienen puntos en común con otras formas de arteterapia, se trata de actividades de prácticas fotográficas. No se reduce a “tomar fotos”, incluye actividades de intercambio: por ejemplo  grupos o actividades de posado, o discusión de técnicas, etc..

En otros casos, se trata de intervenir  en situaciones de vulnerabilidad, como es el caso de “Change the picture” , un proyecto participativo con mujeres en riesgo de violencia en Londres.

Al tomar la cámara comienza un proceso en el cuál pensaremos ¿Qué vamos a fotografiar?¿Qué detalle de lo que vamos a fotografiar nos llama la atención: ¿luz, color, encuadre?¿Cómo vamos a hacerlo, valores de la cámara posición, etc? y finalmente ¿Qué idea, que emoción, o sentimiento vamos a expresar? Se trata de delimitar el contexto de una posible historia que narrar. Todo esto pasa justo antes de disparar; en el momento exacto de hacerlo deberemos silenciar nuestro pensamiento…esa es la clave…..

La Fotografía terapéutica puede extenderse también  a proyectos con videos. Como estas técnicas tienen más que ver con entrenamiento emocional que como la fotografía como arte no se requiere  conocimientos especiales o cámaras de alta gama, simplemente se trata de mirar a través del lente.

Finalmente, como todas estas técnicas involucran personas interactuando con una perspectiva visual personal en una construcción de SU realidad, son especialmente exitosas cuando existe alguna dificultad física, mental o emocional para expresarse.

Disfrutar de un estado de presencia plena, es una experiencia de conexión con el mundo…¿Por qué no intentarlo?

Para saber más:

https://photovoice.org///methodologyseries/method_02/index.htm

http://centerforhealthreporting.org/article/photography-gallery-faces-mental-illness

PhotoTherapy & Therapeutic Photography Archives

http://anjabutti.com/portfolio/street-photography-bw-2/

http://www.kindredartspace.com.au/find-your-focus/

http://laterapiadelarte.com/numero-7/reportajes-2/fotografia-terapeutica/

https://www.nanofotofest.com.ar/2014/08/motivarte-propone-taller-de-fotografia-terapeutica/

http://www.fotografiainspiradora.com/fotografia-y-mindfulness/

Anuncios

Mandalas en psicoterapia de pacientes con TLP.-

Mandalas en la naturaleza http://www.alohayvetta.com

El MARI  (Mandala assesment research instrument), es un instrumento que permite valorar las líenas de abordaje más idóneas para lograr cambios terapéuticos en pacientes con diversos trastornos de personalidad.-

El trastorno límite de la personalidad involucra un deficitario control de los impulsos, esta técnica intenta re-dirigir esos impulsos a partir del uso terapéutico del color y de la forma.-

En el MARI  se le pide a la persona que elija un carta de entre varias en las que se reproducen mandalas, una vez elegido el diseño la persona debe volver a elegir, en este caso un color, de un set de cartas coloreadas ( Malchiodi 1998).

La consigna es dibujar el mandala  con el color que se ha elegido, por último se  pide que explique si existe algún sentido, experiencia o información relativa a los mandalas que ha dibujado.-

Este test está basado en el trabajo de Joan Kellogg  que encontró una recurrente correlación entre las imágenes, patrones y estructura de los mandalas que los pacientes elegían y determinadas características de personalidad.-

Joan Kellogg comienza a trabajar en los años 60 como artista en un hospital psiquiátrico de Nueva Jersey. Influenciada por  Jung, desarrolla una línea de arte terapia mucho antes que ésta alcanzara status teórico.

Sin ser terapeuta, aportó interesantes elementos de estudio que culminaron con la sistematización del MARI.-

En la psicoterapia de los trastornos de personalidad en general y en los TLP en particular, solemos tropezar con las dificultades inherentes al déficit del control yoico y el pobre desarollo del lenguaje como forma de transmitir estados de ánimo cuando  intentamos aplicar terapias convencionales, aún aquellas de corte cognitivo conductual, porque en líneas generales suele existir una baja consciencia de enfermedad.-

El uso terapéutico de los colores y las formas aparece como un camino de facilitación en tanto desarrolla la concentración y la atención y favorece una rápida evaluación del estado afectivo presente para luego permitir alguna estrategia terapéutica complementaria.

Los mandalas actúan facilitando la conexión con las emociones, la intuición, el razonamiento y el uso del cuerpo desde otra perspectiva. Por otra parte se desarrollan habilidades y destrezas al estimular la plasticidad cerebral.

La creatividad se transforma así en una herramienta terapeutica.

El vocablo “creatividad” deriva del latín “creare” y es definido por la  Academia Española de la lengua como ” la facultad de crear”, pero también puede interpretarse como el “conjunto de técnicas y métodos que permiten y facilitan la producción de un concepto nuevo”.-

En definitiva, la creatividad en tanto proceso de innovación permite una nueva visión de un estilo antiguo de comunicación y se transforma en un instrumento terapéutico de inagotables posibilidades, en tanto permite acercarse al núcleo del problema desde una perspectiva original.

Algunas ventajas:

. Aumenta el respeto por el trabajo con otro diferente

. Aumenta la capacidad de percibir estímulos visuales y relacionarnos con emociones

.Aumenta la coordinación entre hemisferios cerebrales

.Disminuye la ansiedad y aumenta la concentración

La utilización de los mandalas en este encuadre es un herramienta de innegable posibilidades de éxito como complemento de una estrategia terapéutica más compleja .
Bibliografía:

Killick, Katherine & Schaverien, Joy (1997): Art, Psychoterapy and Psychosis.

Links

http://www.psychotherapyarena.com/journal

http://www.sciencedirect.com/science/journal/01974556

Creatividad

Andreas Feininger

Las ideas atrevidas son como las piezas de ajedrez llevadas al ataque; pueden caer vencidas, pero también pueden iniciar un juego vencedor”

Goethe

La creatividad es la capacidad de producir algo nuevo a partir de lo conocido,
tambien se refiere a la capacidad del cerebro humano de sacar conclusiones y resolver problemas en una forma original. Es un privilegio humano a diferencia de la resolución de problemas ampliamente estudiada por los psicólogos experimentales con ratitas, monos, etc…
La actividad creativa debe ser intencionada y apuntar a un objetivo.
Puede expresarse a través del arte, la literatura, la ciencia, la utilización del cuerpo o las artes prácticas si bien no es privativa de ningún área en particular.
La creatividad es el principio básico para el mejoramiento de la salud mental y es también, una de las estrategias fundamentales de la evolución natural.
Es un proceso que se desarrolla en el tiempo y que se caracteriza por la originalidad,  la adaptabilidad y por sus posibilidades de realización concreta.

Crear es elaborar una idea, un concepto que es nuevo, original, útil y que satisface tanto a su creador como a otros durante algún tiempo.

Todos nacemos con una capacidad creativa que  puede ser estimulada o no y este es el punto central de la cuestión: abortarla mediante la educación por el miedo a lo desconocido o desarrollarla y estimularla.

Existen muchas técnicas para aumentar y desarrollar la capacidad creativa. Una de las más interesantes es la conocida como  mapas mentales, otra es la utilización de mandalas, también  podemos utilizar estrategias no convencionales como la fotografia.
La actividad creativa es un área de recursos inagotable  a la hora de plantear una estrategia terapéutica porque,  en última instancia, la psicoterapia ( en sus múltiples formas y marcos teóricos) no es otra cosa que abordar un viejo problema o conflicto con nuevos ojos.-
El proceso de resolver problemas puede enfrentar obstáculos importantes. Dentro de los obstáculos más comunes suelen repetirse:
La incapacidad de cambiar las respuestas estereotipadas.

La incapacidad de adaptar las formas de percepción.

Descuidar lo obvio.

La falta de entrenamiento perceptual: no utilizar todos los sentidos.

La excesiva familiaridad con un asunto también puede frenar la creatividad.

Bloqueos sociales o culturales como la poca curiosidad, los modelos educativos, limitar la fantasía, el exceso de fe en la lógica.

Bloqueos emocionales como el temor a lo desconocido, las rigideces y prejuicios, el miedo al ridiculo o el miedo a equivocarse.

Como dijimos,  creatividad y solución de problemas no son sinónimos.
La sola visión de un problema ya es un acto creativo, pero su solución puede ser producto de habilidades técnicas, pragmáticas, artísticas, científicas, manuales, sociales, etc..

Un profesor de física puede ser muy interesante y creativo en sus clases porque posee habilidades científicas y técnicas para organizar el material pero ser un marido aburrido porque sus habilidades sociales y emocionales son limitadas ….

La creatividad es una capacidad potencial de todas las personas ( Maslow)
El “darse cuenta” del problema significa integrar, ver, asociar donde otros no han visto, es decir, un estado de conciencia diferente. En este acto de darse cuenta, intervienen actitudes, prejuicios sociales, afectivos, además de procesos fisiológicos.-
Como decía  Freud: “Trabajar y amar”…es el mejor criterio de salud….

P ositivas

E xigentes

R acionales

S agaces

O bservadoras

N ovedosas

A pasionadas

S ensibles

C omunicativas

O ptimistas

N otables

C onstantes

R ecursivas

E mprendedoras

A mbiciosas

T enaces

I maginativas

V ehementes

I mpulsivas

D inámicas

A nalíticas

D esafiantes

Bibliografía

“El factor Munchhausen. Psicoanálisis y creatividad. Lola López Mondejar

“Creatividad y psicoanálisis”. Claudio Mangifesta.

Aprender a pensar”. Edward de Bono. Ed Plaza &janés. 1992

El poder de las pequeñas ideas”. Peter Drucker en “Estrategias de Harvard”.Educar Editores. Colombia (VOl VI)

“El poeta y la fantasía” (1908); “Los dos principios del suceder psíquico (1911), “El chiste y su relación con el inconsciente”(1905),”El interés del psicoanálisis por la estética” (1913).Sigmund Freud. Obras completas.

El libro de los mapas mentales”.Tony Buzan.Ed. urano. Barcelona (1996)

“Terapias con mandalas”.Ruedhiger Dalhke.