Tips para superar el síndrome de acumulación compulsiva

 
1- Pregúntate si tu realmente usarás ese objeto, no si podrías usarlo
Una regla bastante útil es la que dice que si no has usado algo en un año y ni recuerdas donde se encuentra, probablemente significa que puedes vivir sin eso.
 
2- Más no significa mejor
Tener dos hornos micro-ondas o tres bicicletas puede significar que debamos deprendernos de la que sobra.
 
3- Organiza los objetos por pilas/columnas según su destino
Por ejemplo, podrías tener una pila para las cosas que donarás, para caridad, otra con cosas que venderás, otra con cosas que tirarás. Pero no hagas demasiadas pilas, porque tener que decidir donde poner algo entre 10 pilas solo contribuirá a aumentar tu estrés.
 
4-  No rumies
Si tienes que pasar por complicados procesos de decisión para cada objeto antes de desprenderte de el nunca tirarás ni el alicate. La mayoría de las decisiones no son complicadas, si ves que tardas más de algunos minutos, es que la estás liando.
 
5) Está bien equivocarse
No tienes que hacer todo «perfecto», ya alcanza si lo haces, maneja una cosa por vez y si te ves cambiando la misma cosa de lugar, de una pila a otra una y otra vez, STOP, re enfoca y continúa.

 
6) Sé Valiente
Vencer a la tendencia a la acumulación progresiva requiere que te enfrentes a cosas que puede que te asusten. Puedes controlarlo pero es necesario que enfrentes tu miedo a arriesgarte decidiendo erróneamente. Quién no arriesga poca veces gana.
 
7) Descubre a qué temes
¿Qué es lo peor que podría pasar si tiras eso? ¿Que tan malo sería para ti?
Puedes hacer una predicción acerca de lo que pasará, imaginar alternativas si lo tiras, tirarlo y luego ver si tu predicción se ha cumplido.
 

8) Mantén la calma
No lograrás superar este problema de la noche a la mañana. Céntrate en pequeñas victorias y disfrútalas. Si puede limpiar un cajón, muy bien; una habitación estupendo, felicitate  más que estar pendiente de las que aún no has limpiado.
 

9) Mantén el entusiasmo

Limpia algo cada día, pero hazlo «cada día» aunque sea cinco minutos

 10) Sé estricto contigo mismo

Organiza tu tiempo y trata de no hacer nada que te guste si antes no has limpiado por lo menos media hora u ordenado cajas o estanterías o lavado vajilla sucia. Es un sistema de recompensas quizás infantil, pero da resultados.

11) Ten claro cuando pedir ayuda

La acumulación compulsiva es un tema potencialmente indicador de algún otro problema  y requiere tratamiento. Si solo se trata de algo leve y puedes cambiar tus hábitos y entender porque está sucediendo ok, pero si no puedes, si tu familia o tus amigos o tu pareja te hacen ver que es casi imposible  convivir contigo, no lo niegues, ni te enojes u ofendas, pide ayuda profesional…o deja que otro lo haga por ti.-

 

Esta info ha sido adaptada de :  Dr. David Tolin from Steketee & Frost (2003), Clinical Psychology Review, 23, 905-927.