Adictos a las series

Leemos en El País, una nota sobre  un nuevo estilo de consumo adictivo en el que se ven capítulos de series, temporadas enteras, en horas o días.

¿Qué es lo que engancha ? se trata del mismo mecanismo de las novelas por entrega del siglo pasado o del culebrón diario de toda la vida pero   el  DVD y más actualmente la descarga o visionado online, cambió de raíz la forma de consumir estos productos.

El cambio comenzó en los 90 a partir de series como  Los Soprano que, curiosamente,  no fueron un éxito televisivo pero si en DVD o por internet. ¿Son más adictivas las series actuales?Seguramente no, lo que sucede es que los guiones han introducido cambios que permiten más dramatismo, una continuidad de temas y mayor posibilidad de identificación con los personajes por un lado y con la comunidad de usuarios por otra.

Sólo hay que recordar la explosión en los foros de internet después del polémico final de Perdidos, los fans de la serie fueron pioneros en organizarse y debatir los posibles finales de la aventura en la isla.

Al mejorar las técnicas del guión se genera mayor continuidad y más “enganche”, las comedias ligeras de episodios de corta duración que permiten “desconectar” son las mejores candidatas  ; Friends que estuvo en el aire desde 1994 hasta el 2004 es el ejemplo ideal de “apto para atracones”.

Pero no solo se trata de buenos guiones con buenas escenas finales que dejan la intriga por saber que pasará porque es claro que en series como Friend o How I met your mother o Big Ban Theory no hay final que intrigue.

Los atracones de series, verdaderos ataques bulímicos, requieren de una personalidad afín, igual que en cualquier otro tipo de compulsión.

Hay un dato importante : el conflicto del protagonista debe quedar abierto. La Gestalt define la Ley del cierre como  la tendencia que tenemos a  completar con la imaginación las formas (y las ideas, las palabras, etc) , se trata de saber “que sigue”, “que falta”. Las formas abiertas tienden a ser cerradas, por eso tenemos mucho más presente los finales abiertos. En la continuidad del guión buscamos significados, algo más completo y coherente como respuesta y así  seguimos capítulo tras capítulo .

El mercado de las series es básicamente americano porque es el que más ha trabajado la importancia de los guiones aunque  en el fenómeno de los “atracones” intervienen también otras cuestiones ligadas al canal : internet está desplazando a la TV convencional: permite un aquí y ahora, un mayor control por parte del “espectador” que es activo y elige, qué, cuando y cuanto querrá ver. El de los seriéfilos es también en su mayoría un mundo de gente joven que con dificultad soporta un discurso que dure más de una hora.Cosa que debieran apuntar los expertos en educación y comunicación.-

Algunos canales como HBO han apostado por mayor libertad creativa y calidad de los productos entendiendo el fenómeno de las maratones de series e incorporándolo a su estrategia.

En todo caso de lo que se trata es  de la aparición de nuevos espacios, por ejemplo “blogueros de series” , “foros de seguidores”, “espacios de encuentro en tiempo real de adictos a” que sugiere otros cambios, otras prevalencias, otras formas de definir la identidad: ya no se trata solo de qué lees o que música escuchas, sino de si formas parte de una tribu o de otra: ¿Los Simpson o Padre de familia?,  ¿Mad Men o Mujeres Desesperadas?, ¿True Blood o Dexter?.

Resulta entonces que investigar en los hábitos de consumo de series puede darnos una pista sobre  formas de organizar el tiempo libre y obtener placer y sobre estilos de gestionar la ansiedad, el vacío, la espera.  El bulímico de series se pierde el placer de la espera, la gratificación de la imaginación que dan los 340 capítulos de un culebrón desgranados uno a uno durante meses; se pierde la noción de temporalidad de la historia, el cliffhanger que nos deja la intriga sobre si se cae o no del edificio pierde interés, todo un mecanismos de recompensa fallido.

Dice Mariló García, autora del blog Yonomeaburro,:”Lo mejor de un maratón es que tu marcas el ritmo, aunque lo malo es que puede crear adicción y cuando ves una serie a ritmo normal te entra cierta ansiedad” . En realidad se trata de que la condición de posibilidad para ser un bulímico de las series es tener cotas bastante altas de ansiedad en la mochila. La ansiedad es la que facilita que te” enganches”…..y no al revés.

En todo caso se trata de un fenómeno que refuerza la idea de la expansión de la “sociedad ansiosa” y es un indicador más de la ambivalencia y complejidad del tiempo que nos toca vivir.-

Fuente: http://quientehavistoyquientv.es/2012/03/adictos-a-las-series-un-documental-que-te-hara-reflexionar/

Anuncios

2 pensamientos en “Adictos a las series

  1. Echo de menos Los Soprano, al igual que pasará con Mad Men, ambas escritas por Matthew Weiner, aunque él escribió las dos últimas de los sopranos. Creo que es la serie mejor hecha en la historia de todas las series.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s