Ludopatía

El juego está íntimamente relacionado con sensaciones de placer que puede convertirse en una conducta problemática cuando se pierde la libertad de jugar y  pasa a ser una necesidad impostergable, una compulsión, con el consiguiente deterioro de la vida individual, familiar y social.-

Una descripción perfecta de la psicología del jugador nos la ofrece Dostoyevski en “El jugador”, obra que ya es citada por Freud en “Dostoyevski y el parricidio”.

Comencemos por definir qué es y qué no juego patólogico.

Los criterios diagnósticos del DSM-IV son:

1.- Preocupación por el juego (ej preocupación por revivir experiencias pasadas de juego, compensar ventajas entre competidores, planificar la próxima aventura, o pensar formas de conseguir dinero con el que jugar)

2.- Necesidad de jugar con cantidades crecientes de dinero para conseguir el nivel de excitación deseado.-

3.- Fracaso repetido de los esfuerzos para controlar, interrumpir o detener el juego.-

4.- Inquietud o irritabilidad cuando intenta interrumpir o detener el juego.-

5.- Después de perder dinero en el juego, vuelve otro día a intentar recuperarlo.-

6.-El juego se utiliza como estrategia para escapar de los problemas o para aliviar la disforia (p. ej: sentimientos de desesperanza, culpa, ansiedad o depresión).-

7.-Se engaña a los miembros de la familia, terapeutas u otras personas para ocultar el grado de implicación con el juego.-

8.- Se cometen actos ilegales, como falsificación fraude robo o abuso de confianza para financiar el juego.-

9.- Se ha arriesgado o perdido relaciones interpersonales significativas, trabajo y oportunidades educativas o profesionales debido al juego.-

10.- Se confía en que los demás proporcionen dinero que alivie la desesperada situación financiera causada por el juego.-

El comportamiento de juego no se explica mejor por la presencia de un episodio maníaco.-

Según Custer, el juego genera stress y tensión que paradójicamente se convierten en el elemento que lo mantiene como conducta. Este stress se genera por las pérdidas fiancieras y por la sensación de baja autoestima que esta situación origina. En caso de ganar se invierte la ecuación y la euforia se acompaña de un “soy el mejor”, sentimientos que el incitan a seguir jugando.

Así, tanto si se gana como si se pierde el jugador experimenta un estado de tensión que le impulsa a continuar el juego y le dificulta el abandonarlo.-

El juego patológico suele comenzar en la adolescencia, aunque puede darse en cualquier edad; suele mediar unos cinco años desde que se comienza hasta que se produce la falta de control.-

Las fases de las que habla Custer en la progresión del juego patológico son tres:

a) Ganancia: se da una sucesión de ganancias que conducen a mayor excitación y a la creencia de que se es un jugador excepcional.-

b) Pérdida: Cuando acontece una gran ganancia suele darse el fin de la primera etapa y el inicio de la segunda. En este punto el jugador patológico lejos de dejar de jugar aumenta la apuesta. La conducta de juego pierde su contexto social y el sujeto está solo. Comienza un círculo en el que se apuesta cada vez más, se pierde cada vez más cantidades, y se endeudan, lo que origina una nueva presión que consiste en, no solo recuperar el dinero que debe sino obtener más.-

Este proceso se acompaña de un progresivo deterioro de sus relaciones familiares y laborales.

Su estado financiero empeora aún ganando. En este punto puede producirse una tregua en el que se pide dinero a la familia y se asegura que no volverá a jugar. Cualquier cese de juego ocurrido en esta etapa suele durar poco.-

c.-Desesperación: El momento de tregua marca el final de la etapa de pérdidas e inicia la fase de desesperación. Aquí puede que emerja un estado de pánico a causa de la toma de conciencia de varios factores:

  • deudas contraídas
  • necesidad de devolver el dinero
  • dolor por la pérdida de relaciones
  • cambios en el rol social y en la valoración de los otros
  • deseo de recuperar las sensaciones de los inicios del proceso.-

En esta etapa pocos jugadores pueden continuar con su vida laboral o profesional, suelen sufrir de trastornos de sueño y alimentación, irritabilidad y nerviosismo. Al final de esta fase la situación es insostenible.-

Respecto a la causa de este trastorno consideramos factores biológicos, psicológicos y sociales.

En cuanto a los primeros los estudios están comenzando, pero en los pocos trabajos existentes se nota una predisposición en sujetos que se han visto afectados de déficit de atención por hiperactividad en la infancia,aunque de momento no hay nada concluyente en este terreno.-

Los factores psicológicos se refieren a una tendencia a la impulsividad, la búsqueda de sensaciones, abuso de sustancias. De todas formas habría que discriminar entre los diversos tipos de juego ( no puntúan igual en algunas variables los jugadores online que los adictos al hipódromo o al casino).

Cognitivamente los jugadores presentan trastornos bien delimitados, por ej, atribuyen la ganancia a su habilidad y la pérdida a la mala suerte, desarrollan medios de control y poder, buscan ser el centro de atención.-

Dentro de los factores sociales encontramos acontecimientos vitales stressantes: muerte de un familiar muy cercano, divorcio, nacimiento de un hijo, pérdida del trabajo, enfermedad crónica.-

Por último, algunas estadísticas:

El perfil del jugador patológico medio en España es varón (86%), casado(71%) y con una edad comprendida entre 25-40 años(50%). La mayoría han cursado estudios primarios(70%), tienen una actividad laboral cualificada (53%) y su nivel socioeconómico es medio ( 77%). Respecto al tipo de juego casi todos eligen las maquinas traga perras.-

Bibliografía:

1. Freud.S : Dostoyevsky y el parricidio (Obras completas)

2. CusterRL: Profile of the pathological gambler (journal of clinic. Psychitary 1985 ; 45:35-38

3.-González Angeles: Ludopatía, (paper del posgrado en psicopatología clínica) Universidad de Barcelona

Anuncios

5 pensamientos en “Ludopatía

    • Hola Carla: Jugar en red o con la PC es en principio igual a hacerlo en 3D. Lo que hay que establecer son las diferencias, por ejemplo, es posible jugar online sin apostar,solo por diversion; en este caso si hay una conducta compulsiva entra en los casos de “uso/abuso de pantallas” no de ludopatía, puede pasar con los videojuegos o las”granjas de facebook” ; apostar dinero marca la diferencia en el caso de ruletas o juegos de cartas online unido a la presencia de las etapas que comentábamos. Es poco probable que un ludópata lo sea solo “online”.
      Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s