Un mundo feliz: las terapias a debate

“62.400 repeticiones hacen una verdad””Fuí y seré me ponen triste…tomo un gramo(de Soma) y solo soy””La gente es feliz, tiene cuanto desea y no desea nunca lo que no puede tener””Librarse de todo lo desagradable en lugar de aprender a soportarlo””Pero yo no quiero a Dios,quiero la poesía, quiero el verdadero riesgo, quiero la libertad, quiero la bondad. Quiero el pecado.”

Aldous Huxley (“Un mundo feliz”)

En 1932 Aldous Huxley describe en su novela más famosa : \”Un mundo Feliz\” una sociedad en donde  la “felicidad” es el resultado de una estrategia científica que elimina los problemas  con  un sistema de castas regulado genéticamente .

El texto de Huxley es una crítica al cientificismo considerado como el paradigma del desarrollo,  deja entrever que esa utopía cancela el universo emocional de las personas en aras de una ilusoria estabilidad para conservar el bienestar alcanzado.

Hay en el libro algunas ideas fácilmente reconocibles en nuestra cultura, 80 años después:

. Las reglas de ese mundo indican que   la reproducción es resultado de poner un ovulo y esperma en una botella y producir un bebe artificial. El director explica que todos los genes son manipulados para poder controlar las características de los bebés acerca de su inteligencia y habilidad.

. Usan imágenes subliminales mientras duermen . A este proceso lo llaman Hypnopedia.

.El  sexo no solo se permite sino que se alienta. El gobierno quiere que la gente tenga relaciones sexuales con diferentes personas porque es divertido, sin embargo no se permite que la gente se enamore o se case.

. La historia es una tontería.  ellos no quieren que la gente sepa de historia porque puede afectar lo que hacen en el presente.

. Bernard, el protagonista toma SOMA que le permite ser feliz y sentirse joven para siempre

Impresiona encontrar en estas situaciones consideradas como “ciencia ficción” y planteadas en otro contexto  similitudes con el aquí y ahora, sobre todo en lo referente a la parafernalia de “terapias” que inundan el discurso sobre la salud mental, lo que es “científico”, lo que da “resultados”, etc.

Por ejemplo, la psicología positiva considera que previo a su aparición toda la psicología se centraba en lo negativo, lo enfermo, la falta, en una lectura extrema y simplificada que se carga el trabajo de investigadores y teóricos sin reparar en detalles; se autoproclama un “nuevo enfoque” y  sorprende su rápida expansión: ha pasado una escasa década desde que la hija de Seligman  lo llamara “gruñón” en su jardín y desde que el mismo Seligman y  Csikszentmihalyi comentaran lo aburrida que era para ellos la psicología actual (Csikszentmihalyi, 2003).

No invalidamos  el aporte de Csikszentmihalyi con su concepto de \”fluir\” que tanto nos recuerda al “trabajar y amar” de Freud pero en ocasiones es dificil distinguir la Psicología Positiva de un movimiento espiritual; por más que intente defenderse como gato entre las brasas clamando la “evidencia científica”, desprende un tufillo a “todo va mejor con Coca Cola” .

Quizás sea por esto que es criticada por las otras escuelas, las autodenominadas “científicas” basadas en técnicas de afrontamiento, reestructuración cognitiva y  psicoeducación.

Como dice Vera (2006) “debe ser el método científico el que marque la diferencia”.Pero¿ Qué es científico y que no?

Resulta entonces que en el mapa conceptual de la Psicología de esta parte del globo, tenemos por un lado la psicología positiva y su definición de la felicidad como  ” tres tipos de vida positiva: la vida placentera, la buena vida y la vida con sentido”    (Seligman y Pawelski -2003)  imponiendo la tiranía de la actitud positiva : es obligatorio ser feliz, (Huxley sonríe desde su tumba),  alimentando el lucrativo mercado de los libros de autoayuda : 563 millones de dólares al año  que se elevan a 2500 millones de dólares al año si se incluyen CDs, seminarios y coaching personal. (Held-2002)

Por  otro lado, tenemos  las terapias  conductuales, aquellas que te indican cómo debes pensar para solucionar un conflicto, superar un mal hábito, gestionar tus emociones con éxito y ser asertivo.

La “evidencia” empírica es  ley, aunque dejan de lado que el observador solo observa parte de lo que dice observar (principio de la incertidumbre de Heinsenberg) .  Asumen la más de las veces una simplificación del método científico para la producción de conocimiento : investigaciones descriptivas, transversales, muy similares entre sí. https://rferrari.wordpress.com/2010/09/08/metodo-cientifico-en-psicologia-se-lo-que-hicisteis/ .

Finalmente,  muchas veces denostadas y criticadas,  las psicoterapias psicodinámicas y el psicoanálisis se defienden de los ataques de los que las califican de pseudociencia  ineficaz , generalmente  sectores cercanos a la lectura dominante en los últimos 20 años: muerte de la historia, narcisismo vs narrativa, finanzas vs.trabajo, globalización vs. identidad y proyecto.

Por su parte,  la comunidad científica a través de la neurociencia revaloriza los conceptos de series complementarias al descubrir nuevos enfoques del funcionamiento del cerebro y su relación con la mente y el cuerpo.

Los conceptos de huellas mnémicas, inconsciente, emoción aparecen ligados a la compresión de diferentes procesos ;   Mente y cerebro no confluyen sino que se complementan.

Puede que estemos en un punto de inflexión.

Compartimos con la psicología positiva algunas ideas, por ejemplo la crítica a la progresiva patologización de cualquier problema vital (King, 2003)  que tiene su máxima expresión en el  DSM-V, todavía por venir.

Vivir no es una enfermedad, sufrir no es una enfermedad y sentirse feliz no es sinónimo de salud. Y seguramente compartimos con las teorías cognitivo-conductuales la necesidad del resultado aunque el “resultado” puede que no sea el que el psicologo espera.

No es bueno el exceso de simplificación de la experiencia humana, en ninguna dirección. Crear necesidades como “el éxito”, “el bienestar” o “la felicidad”, introducir ideas que se autoproclaman “la verdad”, “la autoridad” qué es o cómo debe ser lo correcto acercan mucho a esta sociedad al “mundo feliz” de Huxley en donde (bueno es recordarlo) la única salida para el protagonista es el suicidio.

Puede que de tanto hablar de ella, la ” ciencia” en psicología se haya vaciado de sentido , puede que sea necesario colocar a cada cosa en su lugar y que subjetividad, inconsciente, procesos sociales, procesos mentales, anatomía y fisiología del sistema nervioso y salud mental se relacionen hoy de una manera diferente que en el pasado.

El peligro a evitar es la unilateralidad, la ortodoxia y el dogmatismo, solo se trata de tener en cuenta las diferencias en el discurso y sobre todo sospechar de las recetas.

“No podemos resolver problemas pensando de la misma forma en que los creamos” Albert Einstein

Fuentes:

Avia & Vazquez : Optimismo inteligente. Ed Alianza. (1999)

Seligman, M: La autentica felicidad, Barcelona (2003)

Csikszentmihalyi, M y Hunter, J (2003). Happiness in every daylife: The uses  of experience sampling. Journal of happiness Studies, 4(2), 185-189

Vera, B, Psicología positiva una nueva manera de entender la psicología.Papeles del psicologo , 27(1),3-8

Held, B.S. :The thiranny of the positive attitude in America.Journal of Clinical psychology 59(9) 965-992

King, L.A. (2003). Some Truths Behind the Trombones, Psychological Inquiry, 14 (2)    

http://www.antroposmoderno.com/antro-articulo.php?id_articulo=108

http://www.sindominio.net/afe/dos_mediactivismo/un_mundo_feliz.pdf



Anuncios

4 pensamientos en “Un mundo feliz: las terapias a debate

  1. Como siempre esplendidos comentarios de esplendida mente aunque espero que nunca te hayas visto obligada ni antes ni después a llamar por teléfono a Csikszentmihalyi ..su fluir y también la navaja de ockam nos llevarían quizás hasta Latouche y el decrecimiento sostenible como forma de ser mas feliz. Y en cuanto a manuales de auto ayuda os recomiendo el libro de Sonríe o muere de la estadounidense Barbara Ehrenreich en Turner 2011
    Saluditos
    Ricard

    • Hola Ricard
      me alegra tu presencia con un comentario, apuntado el libro de Ehrenreich que merece ser leido. El post está centrado en la psicoterapia y solo aborda muy ligeramente la cuestión del paradigma económico que está detrás del pensamiento positivo y que a juzgar por el dia a dia cae estrepitosamente, pero sin dudas correlacionar ambos, economía e ideología en salud es un trabajo necesario y apasionante. Abraçet.

  2. Espléndido post. El mundo feliz se cuela como si nunca hubiera sido escrito… Estamos en un punto crítico..

    Saludos

    Gracias por escribir

    • Hola Alejandro:
      Gracias. Sí, estamos en un punto de inflexión, seguramente hay que replantearse que una época termina. En todo caso conservar una visión critica siempre es estimulante. Un saludo cordial. Raquel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s