Mi “amigo” el psicólogo

Recientemente el periódico la Vanguardia publicó un artículo titulado ” mi amigo el psicólogo” :
mi-amigo-el-psicologo-peter-pan-occidente-grijalbo.html
.Desde el título comenzamos a tener problemas.
¿Un psicólogo es un amigo? , ¿Lo es un médico o el abogado que orienta o el contable que nos ayuda con la declaración de la renta?

No decimos nada nuevo cuando hablamos de que las condiciones históricas de la España de los últimos 70 años han condicionado el desarrollo de algunas disciplinas como la psicología impidiendo que alcanzara una imagen social similar a la obtenida en otros países. En este sentido podría explicarse que sea aún muy dificil separar la paja del trigo y que proliferen ideas  promovidas por la psicología popular eterna e incombustible y absolutamente legítima: a nadie se le puede prohibir que opine de sí mismo, de la vida del vecino  o del beso de Casillas a la Carbonero o que intente arreglar el mundo desde la mesa de un bar mojito por medio. Otra cosa es que esa sabiduría popular se transforme en verdad revelada a través de los medios, obstaculizando la corrección de esa imágen social de la psicología que es tan necesaria para mejorar la calidad de la atención a la salud mental aquí y ahora, habida cuenta de la que está cayendo.

El “sindrome de Peter Pan” mencionado en ese artículo, hace referencia a un libro publicado por Dan Kiley en el año 1983 titulado: The Peter Pan Syndrome: Men Who Have Never Grown.
En este libro el Dr. Kiley describía un “sindrome” (conjunto de signos y sintomas) ¿? sufrido por varones adultos que no han “madurado, es decir que se comportan como niños caprichosos y volatiles, con miedo al compromiso, preferencia por los amigos en lugar de por la pareja o la familia, dilaciones constantes en la toma de decisiones, poco relax, pensamiento mágico: “Si no pienso en ello desaparecerá.” “Si pienso que será diferente, lo será.”

En este cuadro entra, según él,  casi todo¨ dilaciones, actividad constante, vida social intensa. Estas personas se esconden detrás de excusas o mentiras para  disimular su incapacidad de crecer; suelen hablar de fantásticos proyectos, negocios increíbles, grandes aventuras amorosas… Estas fantasías (mayormente imposibles de cumplir) les permiten eludir sus responsabilidades y poder culpabilizar a los otros de las cosas negativas que les ocurren.

Ahora bien ¿Quién era Dan Kiley?:

En el mundo según Google encontramos un artículo de El País del año 1996 publicado a raíz de su muerte a los 50 años:
Tes
Kile y se doctoró en la Universidad de Illinois y comenzó su carrera como psicólogo tratantando a delincuentes juveniles. Su experiencia en este campo se plasmó, en varios trabajos. El más célebre de ellos fue su libro Keeping kids out of trouble (Cómo apartar a los jóvenes de los conflictos).”
“Kiley empezó a investigar el tema central de su libro El síndrome de Peter Pan, uno de los más vendidos y continuamente plagiado en volúmenes de psicología barata, al notar que un alto porcentaje de los jóvenes que él trataba se negaban a aceptar las responsabilidades de un adulto, lo mismo que el personaje de la obra de James M. Barrie. Como subtítulo del libro eligió el de Hombres que no crecieron jamás. El primer editor al que sometió su trabajo rechazó el manuscrito sin darse cuenta de que la tesis que en él se mantenía se acomodaba perfectamente a las opiniones ampliamente difundidas entonces por las feministas sobre las relaciones entre sexos.Cuando el libro apareció en otra editorial, se convirtió en un best seller inmediato. Durante meses estuvo entre los más vendidos de Estados Unidos, fue traducido a 22 idiomas y totalizó ventas de millones de ejemplares. Como consecuencia del éxito, Kiley, que ya se había convertido en un habitual de las tertulias de televisión, publicó, El dilema de Wendy, sobre las mujeres que indebidamente protejen a los hombres de su vida como si fueran sus madres.

Aunque el libro se vendió bien, no tuvo el éxito del anterior. Entre sus últimas publicaciones está Vivir juntos, sentirse solo, en el que se reconoce como un Peter Pan. En 1988, tras su segundo divorcio, Kiley encontró la paz en la filosofía Zen, según su agente literario, Howard Morehaim. Su esposa, Joanne, de 49 años, ofrecía otra explicación el pasado lunes: “Dejó de perseguir a las jovencitas”. Agregó que sólo había encontrado la felicidad cuando la conoció y se casó con ella hace tres años.-“
Parece ser que el Dr Kiley partiendo de su experiencia con adolescentes problemáticos y delincuentes encontró un pequeña gallina de los huevos de oro en forma de best seller que interpretaba muy bien el clima de cambio en las relaciones personales de principios de los 90  conocido como “sociedad líquida”, posmodernismo, bla bla….
Pero no es igual ” la tormenta se avecina, que la vecina se atormenta”: el tal síndrome no existe en la Biblia de los profesionales de la salud mental (el DSM IV ni en el CIE-10) y no lo hace simplemente porque no es correcto agrupar bajo un mismo nombre cuestiones que obedecen a diversas interpretaciones y que solo es viable valorar a través de un diagnóstico psicológico hecho por un profesional que no acuda a la solución fácil y vendible de las “terapias vitales” o la autoayuda de bolsillo o a las soluciones extraordinarias a problemas complejos: mire usted para adelante y nada se le opondrá.
La diferencia entre mi amiga de la infancia, el cura de la parroquia o mi tía maría que más sabe por vieja que por tía y un profesional de la psicología formado y con experiencia es que este último es capaz de separar lo que pasa, de lo que el paciente cree que pasa , es capaz de escuchar activa y científicamente y elaborar un diagnóstico de personalidad en donde estas cuestiones de si “rompo con todas mis parejas”, “no me gusta tomar decisiones” etc.. se encuadran en un POR QUE que incluye varias dimensiones: historia familiar, conflictos, defensas, estructura yoica y ahí solo ahí plantear una estrategia terapéutica que nunca será igual para todos los pacientes aunque externamente parezca que se parecen ¿me explico?

Complicado…mucho más complicado pero también útil, mucho más útil.-
By Raquel Ferrari

Anuncios

4 pensamientos en “Mi “amigo” el psicólogo

  1. ¿Es el psicólogo un amigo…? Si intentamos una respuesta en términos absolutos podemos equivocarnos. Puede decirse que en el vínculo del psicólogo con quienes le consultan hay aspectos que podrían ser considerados “amistosos” : interés por el otro, empatía, cordialidad, respeto, etc. No obstante, sería una amistad limitada en ese encuadre: el psic. no le cuenta su vida ni se va de parranda con sus consultantes. Mantiene una distancia comprometida.

  2. Buenas tardes,
    Mi consulta es la siguiente, o mi historia, intetaré resumir, antes de nada comentar que estoy tratando el problema con terapia, llevo dos meses y supongo que esto es lento y debo darme más tiempo.
    Tengo la sensación de que mis motivaciones desde que tengo uso de razón han estado orientadas al amor, hombres, este ha sido siempre el motor de mi vida, no tengo recuerdos bonitos por mi misma en todos sale una figura masculina, desde mi adolescencia he estado metida en relaciones, ahora uno ahora otro, ahora uno ahora otro, hace 10 años me pasó que de repente me sentí vacía, tenía un hombre maravilloso a mi lado y yo era incapaz de quererlo ni saber que querer, estaba sin rumbo y vacía, para llenar mi vacío nuevamente hice lo único que se hacer, buscar más hombres que es donde yo encuentro la ilusión y el sentido a mi vida, entonces vinieron los remordimientos, el yo no sentirme bien y no verme normal, no aceptar mi actitud y manera de ser, he ido 10 años trampeando, ahora vuelvo a estar en una relación con una persona maravillosa y vuelvo a sentirme mal, lo que más me angustia son las preguntas que me hago a mi misma, mis miedos… no puedo querer??? no puedo sentir?? no se ser feliz!!! y esta última la recalco ya que cuando empiezo a sentirme mal con mis parejas y empiezo a plantearme ( lo quiero o no lo quiero, me he vuelto a equivocar??, pq no puedo ser feliz?? pq no soy capaz de sentir??? que me pasa??? no entiendo nada ) cuando estoy en este estado es cuando decido que lo mejor es romper con mi pareja, y entonces paso al estado de tristeza por una vez más no haber podido amar, por no saber que quiero, por no encontrarle sentido a mi vida, en este estado de tristeza es curioso pero me siento mejor, más aliviada, como si ahora si tuviera un motivo para estar mal, en esta situación se van desviando poco a poco mis pensamientos angustiosos hacia mis sentimientos con mi pareja y la culpabilidad por no estar a la altura con él.
    Lo que más me preocupa es intentar buscar sentido a mi vida y no encontrarlo, pq si no soy capaz de amar, de formar una familia que es lo que en realidad creo desear o he deseado hasta ahora, que puedo hacer con mi vida???? , y si realmente no deseo una familia?? que sentido tiene nada?? cuando estoy sola siempre me lo monto de alguna manera para que mi mente esté ocupada en hombres y tristezas, NO SE SER FELIZ, ni se como aprender a ser feliz, me siento que no se nada.

    • Hola:
      En tu comentario planteas distintas cuestiones, de distinto nivel. Desde este espacio quizás solo pueda responder que “ser feliz” esta sobrevalorado, es decir el sentimiento de “estar bien”, se asocia a distintas percepciones de lo que pasa y por qué pasa, y es siempre personal. Freud decia que la salud es la capacidad de trabajar y amar,y es eso lo que estaria bien que analices.
      Dicho esto, agrego que un psicologo no te enseñará a ser feliz, pero puede que te ayude a entender la forma en que te relacionas y así ampliar tu visión de tu propia vida. Un saludo

  3. Gracias por contestar.
    con esto se me plantea un gran dilema, pq quizás no soy capaz o no tengo la capaciad de trabajar y amar, y esto no se si se puede aprender y sin amar no creo que se pueda vivir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s