Desempleo: impacto psicológico

los_lunes_al_sol_web

Marie Jahoda propone entender el trabajo desde cinco funciones:

1) El empleo impone una organización del tiempo

2) Implica contacto con gente por fuera del núcleo familiar

3) Vincula al individuo a metas y propósitos

4) Proporciona un status social y clarifica la identidad personal

5) Requiere una actividad cotidiana

Trabajar es más que “ganarse la vida”: es  por eso que el desempleo es un punto psicologicamente conflictivo, aún cuando los ingresos económicos estén garantizados.

No encontrar trabajo por primera vez o perderlo es un enorme foco de tensión.

Otros autores asocian los efectos del desempleo con la pérdida de la autoestima, sentimientos de inseguridad o de culpa, etc…

El trabajo proporciona la posibilidad de actuar de una manera programada, esperada. La mera noticia de estar en paro origina cambios en la forma en que el individuo se ve a sí mismo y en como cree ser visto por los demás.

En un primer momento puede actuar como si estuviera “de vacaciones”, es la primera reacción ante el shock del despido,  implica que no se visualiza como parado; cuando ésta idea cae aparecen sentimientos de frustración, inseguridad y fracaso que conducen a baja en la autoestima y a considerarse en cierta medida como un ser anormal, rechazado como “inepto” por la máquina económica.

Es necesario evaluar las diferencias en la percepción social del desempleado según distintas variables:

– edad

-sexo

-duración del desempleo

-recursos económicos o apoyos sociales

– expectativas de encontrar empleo

-valor o compromiso con el trabajo

-rasgos de personalidad

De lo que hablamos es de que el trabajo, además de su importancia económica, tiene una gran significación psicológica y cultural.

Es de notar que la mayoría de estudios se refieren al “hombre desempleado”, las referencias a la “mujer desempleada” son escasas y cuando se aborda el problema aparece en cuanto a esposa de un desempleado o madre de hijos de un hombre en paro. Parecería que en las mujeres el impacto del desempleo es menor en tanto conserva otros roles lo que permite que su valoración personal y percepción de aislamiento social sea menor.

No obstante la incidencia de hogares monoparentales liderados por mujeres exige más investigación .-

Podemos además distinguir dos grandes grupos:

a) Jovenes : paro juvenil

En los que el desempleo supone una permanencia de dependencia de los padres, al tiempo que perciben la situación como ajena.

En un primer momento pueden responder con agresividad y según los niveles culturales, sociales, etc, esta situación puede o no evolucionar hacia depresiones.

En algunas sociedades (Japón por ej) la dificultad de inserción ocasiona un aislamiento progresivo y patológico (los Hikikomori): es un sentimiento de estar solo en un mundo hostil.

Las relaciones familiares terminan también deteriorándose. En los casos en que los jóvenes tienen un nivel cultural  más elevado, suele dirigirse la agresividad hacia sí mismos dando lugar a trastornos digestivos, broncopulmonares o dermatológicos como señala Ortega Ricona (1982).

b) Adultos
Responden a la pérdida de empleo con disminución de la autoestima, trastornos depresivos, ansiedad.

Como en los duelos, suelen atravesar diversas etapas desde la perplejidad, el escepticismo y miedo (dura más o menos una semana), una ligera recuperación y la idea de “estar de vacaciones”; seguido del temor de estar en paro por mucho tiempo.

Si los esfuerzos en encontrar trabajo fracasan, aparecen la irritabilidad y los trastornos psicofisiológicos. Esta fase es crucial y puede durar muchos meses dependiendo de la capacidad de reinventarse a si mismo.

Posteriormente pueden aparecer la vivencia de fracaso personal y de falta de sentido: mucho tiempo mirando TV o durmiendo, hasta los fines de semana pierden su sentido de referencia.

Por último si se instala la depresión, pueden aparecer conductas impulsivas de cólera o ira y abusos de sustancias, tabaquismo, etc..

¿Como se sale de esa situación?

Toda alternativa de solución de un problema en el que existen factores externos e internos pasa por lograr un equilibrio entre ambos. Estudiar qué puedo cambiar y qué no en mi  actual situación, qué deseo cambiar y ¿por qué?; como he llegado hasta aquí: ¿mi trabajo me agradaba?, ¿qué cosas dejé de hacer por mantenerlo hasta que desapareció?; ¿cuales son los puntos fuertes de mi personalidad’: habilidades y destrezas; que peso tiene el apoyo social, las redes en mi historia. ¿Como he enfrentado otras pérdidas?. ¿tengo miedo a los cambios? , ¿se administrar mi tiempo mi dinero y mis conocimientos?. ¿puedo transformar un hasta ahora hobbie en un trabajo?.

Para emprender una nueva etapa luego de un despido:

  • Estudiar el medio : estar atentos al mercado, cuales son las tendencias, que se piden, que caducó, donde hay mas oferta de mano de obra desocupada donde hay carencia de mano de obra
  • Buscar modelos a seguir : si ellos pudieron ¿Por qué no yo?
  • Priorizar: primero el esfuerzo estará dirigido a reciclarse y no en preocuparse por si llegaré a fin de mes. Vivir día a día, estableciendo metas a corto plazo
  • ¿Donde estás suerte? el éxito consite en un 80% de trabajo y 20% de suerte, hay que buscarla.
  • Afianzar la red de contactos
  • No temer a la competencia ni a los retos
  • Pedir ayuda si el cuerpo da señales de aumento de ansiedad o depresión o malestar generalizado

Bibliografía.

Jahoda M. (1982) Employment and unemployment. Cambridge University press

Ortega Ricoma : El paro una nueva patología (1982) La Vanguardia :numéro especial sobre el paro

Buendía José: Psicopatología del desempleo. Anales de psicología 1990 6 (1) 21-36

Sanchez Ivonne: MBA del siglo XXI

http://www.emprendelo.es

Anuncios

11 pensamientos en “Desempleo: impacto psicológico

  1. Gracias por darnos el tiempo que se requiere para la realización de cada tema que expones en este espacio virtual. De profesión soy psicóloga y de corazón te digo GRACIAS. Seguiré visitando este espacio. Saludos desde Chile ; ) Paola

  2. Gracias por la informacion, la verdad es un analisis muy completo y preciso en relacion a los traumas psicologicos causados por el desempleo.
    Tus conocimientos seran de gran ayuda para mi investigacion. GRACIAS.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s