Psicosomática: aproximación a la psoriasis

Porteur: Foto de Sebastiao Salgado

La psoriasis se define como una enfermedad de la piel de tipo eritematoescamosa caracterizada por hiperplasia

epidérmica y aceleración del recambio de la epidermis.  Existen diversas formas, la psoriasis vulgar suele ser crónica, evoluciona por brotes separados con períodos de latencia inconstantes, en forma impredecible y con  momentos de remisión total.- Aparece a cualquier edad y afecta a hombres y mujeres por igual. La edad promedio de aparición es de 27 años.-

Su etiología es desconocida.

La pìel desde el punto de vista del psicoanálisis es un límite y un punto de contacto con el mundo. Freud comienza considerando al Yo como un yo corporal,  P. Schilder (1958), sostiene que la piel es básica en la constitución del esquema corporal, íntimamente unido al concepto de identidad.

Por su parte D. Anzieu (1987) define el concepto del yo-piel, construído a partir de sensaciones corporales de la madre, registradas por el niño al tiempo que señala que el cuerpo es aquello en que las funciones psíquicas encuentran su soporte.-

En todos los casos  es preciso hablar de :

  • Una predisposición genética y constitucional a padecerla
  • Una estructura de personalidad que favorezca su aparición
  • Un suceso desencadenante, y más ampliamente un contexto social (cultural, familiar)

En psicosomática ocupan un lugar básico los afectos como concepto límite entre lo psíquico y lo somático que permiten establecer una «tonalidad» una manera de valorar lo que pasa: dentro y fuera.-

Dicho esto, en  la psoriasis, desde la valoración psicológica será básico analizar:

  1. Momento de aparición (existencia de un desencadenante en forma de duelo, pérdida o frustración)
  2. Estado de ánimo (a predominio triste, con ambivalencia y accesos de cólera o enojo)
  3. Historia familiar ( enfermedades, características, roles, modelo)
  4. Fantasías en relación al propio cuerpo

Se nota una insistencia en relaciones sociales y familiares no muy fluídas, sin mucha interacción, este dato se retroalimenta permanentemente con cada brote: si al comienzo se trataba quizás de una persona que había sufrido un sentimiento crónico de desvalimiento y no aceptación familiar, cada brote actualiza el aislamiento y la imposibilidad de ciertas actividades por ej, deportivas ya que lo que evitan es mostrarse.-

Las lesiones externas suelen reproducir la imágen interna de desvalorización. Suele tratarse de personas tímidas, nerviosas e inquietas que han sufrido situaciones de agresión y violencia en su núcleo familiar.-

La forma en que se registra el propio cuerpo nos dice mucho acerca de cómo han sido las relaciones con los demás y en este caso suele darse una sensación de «extrañeza». Puede presentarse un cierto empobrecimiento en la capacidad creativa y simbólica: ej, dificultad en narrar sueños.

Orientación terapéutica:

El trabajo del psicoterapeuta irá encaminado a:

  • poner en palabras aquello que sucedió y no pudo ser expresado.
  • Trabajar los aspectos de sobreadaptación
  • Buscar alternativas para convivir con la enfermedad en situaciones crónicas, planteando opciones a la forma de relacionarse y adaptarse
  • Elaborar los afectos ligados a agresión, hostilidad y elaborar las creencias sobre que no se debe sentir temor
  • Trabajar la historia de socialización y los valores familiares
  • Estimular la creatividad

Bibliografía:

Freud. S: «Más allá del principio de placer. Obras Completas

Anzieu D: El yo-piel. Biblioteca Nueva. Madrid 1998

Chiozza Luis: «Los afectos ocultos en la psoriasis» Alianza ed.

Liberman D. y otros : «Del cuerpo al símbolo». Ed Anake.

Depresión en ancianos

La depresión en los ancianos es un trastorno cuya prevalencia asciende al 15% en los mayores de 65 años. Al tener una sintomatología atípica tanto pacientes como familiares no siempre son conscientes de que se está ante un trastorno depresivo. Por lo general, los síntomas se atribuyen tanto desde los servicios sociales como los médicos generalistas a un elemento más del envejecimiento normal.- Continuar leyendo «Depresión en ancianos»

Arteterapia: diálogo de color

El color es uno de los elementos o principios esenciales presentes en el arte y en el trabajo arteterapéutico. Es, por otra parte, difícil de definir a pesar de sus claros efectos porque con el color expresamos una cualidad emocional y por lo tanto en el resultado de una pintura podemos ver la forma en que una persona expresa su vivencia emocional y sentimental.-

Cada color corresponde a una clave psicológica que se relaciona con un efecto dinámico. Sin intentar llegar a una interpreatción exhaustiva, podemos hacer una primera diferenciación entre colores cálidos (rojos, naranjas y amarillos) y colores fríos (la gama de azules y verdes). Continuar leyendo «Arteterapia: diálogo de color»