Psicopatía y relaciones afectivas

Se define al TAP (trastorno antisocial de la personalidad) como un patrón permanente de violación de las normas sociales, comportamiento impulsivo, emotividad excesiva y grandiosidad.-

Presenta a menudo actings-out ( reacciones inesperadas) que conducen a situaciones de extrema violencia y ataques de ira.-

Se trata de individuos que acostumbran utilizar conductas de manipulación y violación de los derechos de otros y a menudo (aunque no siempre) se implican en conductas criminales (ej. adolescentes que quemaron a una anciana en un cajero automático en Barcelona).-

El prototipo del psicópata presenta alteraciones en áreas como las relaciones interpersonales, las emociones y el autocontrol. Son incapaces de sentir culpa, y en general son inteligentes y engañosos.-

Buscan emociones fuertes y el castigo no suele surtir efecto porque carecen de miedo a la consecuencia de sus actos. El antisocial se comporta con sinceridad tal que hace pensar a los otros que cree en los valores humanos.-

Hay tres ejes sobre los que es posible analizar la conducta antisocial desde el punto de vista de sus relaciones personales y en especial sus relaciones de pareja:

  1. Cosificación afectiva: Mientras que la persona afectada por un trastorno narcisista de la personalidad necesita el reconocimiento permanente del otro para sentirse vivo, el antisocial no necesita a la gente para fortalecer su autoestima. Los otros no existen si no es posible obtener algo de ellos.
  2. Menosprecio/maltrato: Suelen basar sus relaciones personales en el menosprecio y el maltrato, así como el desprecio al otro. A diferencia del narcisísta que tiende a menospreciar (” tu vales menos que yo) el antisocial usa la cosificación exclama “tu no vales nada”.- Después de un tiempo de relación las parejas de antisociales pierden su energía vital y devienen conformistas y resignadas. Manifiestan una especie de disociación mente-cuerpo: saben que debería salir de la relación pero su cuerpo no reacciona, suelen decir que se encuentran “profundamente enamorados”.-
  3. Irresponsabilidad emocional:en el estilo antisocial la culpa o el remordimiento no tienen cabida. No existe la idea de compromiso y todavía menos el concepto de obligaciones adquiridas.

Para entender por qué una persona de estas características es capaz de seducir a otra en apariencia sana e inteligente hemos de tomar en cuenta:

  1. Los antisociales (hombres o mujeres), son encantadores y seductores durante la conquista y después de ella.-
  2. Las personas que se relacionan con un antisocial compensan en esta relación sus propias falencias, dado que algunos comportamientos del antisocial resultan “dignos de admiración” para alguien vulnerable

El que elige una pareja con rasgos antisociales suele buscar no un compañero/ a afectivo/a sino un “guardaespaldas afectivo”. Lo que se sienten incapaces de hacer por sí mismos lo hace el otro que “garantiza” seguridad.

Generalmente las relaciones avanzan hacia una profundización de la anulación de sí mismos por parte de uno de los miembros ó una tendencia a buscar con argumentos  cambiar la irracionalidad del comportamiento antisocial. Las dos posiciones terminan en fracaso.-

Conclusión:

Una personalidad antisocial o psicopática es casi imposible de modificar; la adicción a las “emociones fuertes” y la incapacidad de controlarse generada por una historia traumática (abusos infantiles, abandono o sobreprotección) forman una red dificil de romper. Un antisocial se siente orgulloso de su manera de vivir y de sus actos ¿por qué razón cambiaría?

Los trastornos en que las personas se siente cómodas con sus síntomas son conocidos como “egosintónicos”, en contrapartida a los “egodistónicos” en los que el sujeto sufre por su problema y busca ayuda.

En el caso de los antisociales solemos encontrar  que ejercen vínculos afectivos tóxicos que pueden terminar en violencia de género (entre otras cosas), por lo que es muy importante poder hacer una evaluación de todas las variables en juego.

La adicción a las “emociones fuertes”puede ser compartida por la pareja pero unir patologías es crear una patología mayor. En estos casos existen pocas o nulas posibilidades de negociar o mediar: el secreto está en reconocer la propia vulnerabildiad y separar el “sentimiento de afecto” de la realidad pura y dura.-

Bibliografía:

Hare.RD (2003) Sin consciencia. Barcelona paidós

Echeburúa, E (1998) Personalidades violentas. Madrid pirámide

Riso W / Luna I: estilos afectivos tóxicos.revista del COPC julio-agosto 2008

Dieter Bohlen- Risto Mejide y el Dr House

Dieter Bohlen es un publicista que fue multado en la edición alemana de Operación Triunfo por insultar a los participante, multa que por supuesto pagó la cadena.

En España. la versión Dieter la encarna Risto Mejide quese caracteriza por abordar de una manera irónica e insultante la actuación de los participantes del concurso más rentable de la televisión aumentando el share del programa cada vez que puntúa y aprovechando el tirón de su popularidad (por identidad negativa como diría E. Erikson) para publicar un libro.-

Sin deternernos a analizar el estilo de las críticas que son en sí pequeñas joyas de la comunicación paradojal, sí podemos aventurarnos a señalar una tendencia en el estilo comunicacional de los medios que se afianza con fuerza.

El “modelo Dr House” adquiere categoría de “síndrome” a poco que intentemos analizar las variables en juego.-

El Dr.House, es médico de profesión,  un tipo inteligente, con un estilo en el que predomina la inteligencia logico-matemática en detrimento de la inteligencia verbal, emocional o social, lo que le permite el desarrollo de “intuiciones” basadas en el Teorema de Bayes, o de la probabilidad inversa.

Este teorema se refiere a la probabilidad de un suceso condicionado por otro suceso.

Esto es, valorar probabilísticamente las posibles condiciones que rigen un suceso.

Se trata de probabilidad “inversa” en el sentido de que la “directa” sería la probabilidad de observar algo dando por supuesto que si existe A es porque ha existido antes B.

Los cultores de la inferencia bayesiana (basada en dicho teorema) afirman que la trascendencia de la probabilidad inversa reside en que es ella la que realmente interesa a la ciencia, dado que procura sacar conclusiones generales (enunciar leyes) a partir de lo objetivamente observado, y no viceversa (en simple existe A…¿existirá B, o C o….?)

Empirismo dirían los filósofos de la teoría del conocimiento. El Dr House es un maestro del empirismo.

Bohler y Mejide, en escala, utilizan el mismo sistema de formación de conclusiones: visto lo visto….inferimos lo anterior, por eso se puede cambiar de opinión a cada paso y eso genera expectación

¿Que dirán ahora? ¿Que hará House ahora?

Además son personajes prepotentes, denigran sin considerar niveles de orden jerárquico por sistema y por lo tanto tiene altas posibilidades de acertar: alguna vez han de tener razón.- Su prepotencia les da confianza e inducen acontecimientos.-

Son arrogantes. ¿Es mala la arrogancia en los códigos contemporáneos?, parecería que no porque la falta de valores, obliga a aferrarse a aquel que sostiene una idea por encima de cualquier otra consideración.

Son fundamentalistas y materialistas, eliminan la inteligencia emocional o espiritual como canal de información así como toda referencia a la subjetividad del sujeto en el que centran su atención.

Ser arrogante es su punto más fuerte: la sociedad actual identifica “luchar por la propia idea” con decir lo que se “piensa” porque esa es LA realidad no SU realidad….los contextos se borran.-

Son impertinentes: su actitud pretende hacer creer que persiguen sueños y metas por sobre toda otra consideración, ¿cuál es el mensaje?: “haz reaccionar al otro”, si algo se enuncia como verdadero es verdadero en sus consecuencias .-

Les importa poco la opinión ajena: es individualismo puro y duro, los demás no agregan nada salvo estupidez. Y por sobre todas las cosas: no discriminan entre metas realistas o no.

Utilizan patrones de comunicación complementarios basados en una relación de poder con el interlocutor, que necesita de su valoración para seguir “existiendo”: pacientes, colaboradores, participantes de concurso. Es el mismo patrón.-

¿Por qué es tan atrayente este modelo?

Los cultura de la imágen y los medios de comunicación se han transformado -en el posmodernismo- en formadores de opinión.

 El proyecto de la modernidad ya no existe  y  las tecnologías comunicativas han sido un factor clave en las transformaciones sociales y culturales desde el fin de siglo. Ante esta realidad se hace necesario estudiar los alcances y consecuencias de estos cambios.

En este sentido es importante tomar en cuenta los cambios que se han operado en el campo de lo estético por las modificaciones en las experiencias sensitivas y perceptivas y agregaremos éticas.

La experiencia estética es la capacitada para organizar la fantasía, las emociones, la sensibilidad, y por lo tanto puede conducir, decimos aquí, a una revalorización del deseo de utopía”. La cultura light, descafeinada y líquida al decir de Baumann, busca desesperadamente modelos que recuperen por alguna vía cierta sensibilidad aunque sea por la negativa.-

Es necesario creer en algo o alguien que denuncie lo subliminal de la cultura de mercado que anula el lenguaje y genera patología desprovista de una palabra que la signifique. Se acabaron los “Bukowskys”

Es imprescindible una voz que se eleve sobre el “Parece que” o ” Como sí”, no importa si es a costa de otro recorte de la realidad.-

El problema, creemos, es que el target de mercado de esos personajes es gente entre 14 y 25 años.-

La estética del shock está presente en la realidad más cercana : la de los medios masivos de comunicación. Estética en donde la caótica proliferación de imagenes fragmentadas y desconectadas vuelven imposible una lectura lógica y lineal.

Es interesante detenerse en las características que enuncia Baggiolini con respecto a la imágen electrónica para comprobar no solo la similitud con la experiencia que buscaban las vanguardias de los 60/70, sino cómo los medios de comunicación son los privilegiados portadores de esta estética. Baggiolini caracteriza a la imagen electrónica como “…Vertiginosidad, implicación sensorial, (re)presentación inmediata, memoria retiniana.

  • Destemporalización: simultaneidad e instantaneidad, actualidad, sensación de presente continuo.
  • Destotalización (fragmentación): gramática no letrada, sintaxis rota que impregna por extensión la literatura y la música joven.
  • Montaje acelerado de los fragmentos por contaminación, collage.
  • Pérdida de lo real como referente, las imágenes hablan por si mismas.
  • Multiperspectividad: múltiples planos de un mismo objeto.
  • La imagen propone que a más puntos de vista, más conocimiento, a diferencia del enfoque cartesiano asociado a la escritura que postula que: a mejor punto de vista más conocimiento, es decir: linealidad vs multiplicidad.

Esta experiencia sensitiva implica seducción por el vértigo.

El vértigo es un tipo de experiencia que fascina y que se busca de múltiples formas, pero que en la cultura actual esta muy ligada a la experiencia con los medios. Una metáfora de esto puede ser el zapping .

El zapping es un buen ejemplo para verificar que este tipo de experiencia no remite solamente a la producción televisiva, sino al uso interactivo del espectador que lleva la fragmentación a niveles mucho más extremos. .

A través del control remoto los espectadores acceden a una acumulación desordenada de imágenes en un tiempo muy breve, lo que requiere una rápida capacidad de retención, aunque más no sea mínima, de información.

Y ahí es donde se necesitan mensajes fuertes agresivos que rompan con lo esperado: el insulto, la humillacion disfrazada de “mi verdad”: “ESTO ES UNA MIERDA” y yo estoy aquí para decirlo…y ¿Cambiarlo?”. Claro que no!

La facilidad con los que los más jóvenes pueden “leer” la enloquecida velocidad de las imágenes, en relación a las personas más adultas, manifiesta cómo se han modificado los hábitos perceptivos.

Beatriz Sarlo dice que hace medio siglo la atracción a la televisión estaba sustentada en la imagen, hoy la atracción está en la velocidad.

Y cada vez son necesarios mensajes más fuertes para captar esa atención, no importa “QUE” sino “COMO” se diga.

Ahí cobran sentido los mensajes al estilo Bohler, Mejide o House.-

La estética de la imágen contemporánea, marca unos patrones en lo verbal y lo visual, centrados en la falta de “alma”.

¿Por qué Risto Mejide se erigió en un apoyo incondicional de la concursante Virginia en la última edición de OT- España? ¿Por qué decía que el ganador sería el único buen cantante que había en el concurso y sin embargo apoyaba a la mal afinada, poco plástica y hierática Virginia?:

1) Es problemática, se adapta mal a los grupos y las reglas, soporta mal la presión y eso abona la idea de solo = verdadero. Estar en contra, aislado se ha convertido en un “valor”, una contracultura contrahecha.-

2) Su estética visual y auditiva es la de un dibujo Manga, rasgos que se acentuaron en el estilismo elegido y por eso quizás Mejide vió en ella un producto vendible a un grupo etario en donde las series de este estilo, la rigidez y la inexpresividad, además de una femineidad aniñada, se impone .

Y es un modelo que vende, un producto que puede colar en el desarmado mundo de un reality show musical.

El riesgo es suponer que todo es un producto que se puede vender o comprar. Porque este accionar solo genera patología: individual y social : se anulan los prononbres salvo el YO.

Se anula la autocrítica, se invade el espacio privado del otro, se instaura el síntoma sin palabras: las patologías de la modernidad.-

Conclusión:

Si bien es verdad que los modos de percepción y sensación se han transformado, esto no quita que la experiencia reflexiva, la lectura racional y crítica no deba ejercitarse de alguna forma.

¿Qué es” inteligente” en el lenguaje de hoy?

Es cierto que la crítica ideológica, la argumentación racional, tiene poco peso en una sociedad saturada de información.

En esto puede llegar a tener razón Lyotard en relación a Habermas, cuando introduce la cuestión del poder, pero no por eso se debería abandonar el proyecto de una sociedad con capacidad de decidir y recuperar el respeto como un valor, la idea de proyecto, intereses y situación real vs virtual, que ha sido uno de los discursos clásicos de la modernidad.

Y sobre todo, la responsabilidad como un elemento básico en la comunicación interpersonal.-

Bibliografía:
Habermas, Jürgen, “Modernidad un proyecto incompleto”, aparecido en El debate sobre modernidad posmodernidad, 1989, E. Puntosur, pag 143.
Huyssen, Andreas, “Guia de la posmodernidad”. aparecido en “El debate modernidad posmodernidad”.
Sarlo, Beatriz,”Escena de la vida posmoderna”, Bs.As, E. Ariel,

Pagina web de Operación Triunfo

Wikipedia: Dr House