Archivo de la categoría: relaciones personales y tiempo libre

¿Qué es la psicología del ocio?

La psicología del ocio se desarrolla a partir de los años 60 en Estados Unidos para estudiar como funciona  un área imprescindible en el bienestar de las personas

El ocio como tiempo libre creativo influye en la salud psíquica y física de los individuos, y afecta áreas de la cultura y la economía gestando cambios en la sociedad. El tiempo libre es un derecho y una necesidad que muchas veces se ve relegada o es malinterpretada, por ejemplo con horarios de trabajo extensos en lugar de intensivos.-

Todos deberíamos tener además de tiempo de trabajo, tiempo libre para descansar, divertirnos, conocernos, comunicarnos, en definitiva:
el trabajo y el tiempo libre son las dos caras de la misma moneda.

“Ocio” es un concepto distinto  a NO HACER NADA , requiere CONOCERSE UNO MISMO para saber lo que se quiere y de que forma no solo lo pasaré bien sino haré de ese tiempo un tiempo de creación, de innovación, de exploración personal y de bienestar (wellness).
El punto de partida es explorar la MOTIVACION para evitar caer en el aburrimiento y la apatía que generan otro tipo de síntomas:
ansiedad, , trastornos en las relaciones personales, conductas adictivas o compulsivas o estrés.

No es conveniente pensar el tiempo libre como un paréntesis entre una jornada laboral y otra sino como un tiempo de “crecimiento personal” y de objetivos que valoren las propias habilidades  e intereses.

La psicología del ocio trabaja en el desarrollo de programas que refuercen el aspecto positivo de la personalidad más allá del “ocúpese de algo para no pensar”. Se trata de pensar diferente, más ampliamente y con una visión de 360º sobre la propia historia laboral; para ello el psicólogo indaga en la historia personal de uso del tiempo libre y en las habilidades, intereses, propios para diseñar una estrategia válida que no solo OCUPA sino que SE OCUPA del propio proyecto. Estos programas son muy útiles como complemento de otras intervenciones terapéuticas en casos tan variados como crisis vitales (divorcio, nido vacío, mediana edad), enfermedades crónicas (diabetes, parkinson, artritis reumatoidea, psoriasis), crisis puntuales (desempleo, viudedad, expat) , depresión, trastorno bipolar, etc..

¿Nos hemos permitido desarrollar nuestras aficiones?

¿Buscamos el equilibrio entre la actividad física, mental y social en nuestro tiempo de ocio?

¿Que lugar ocupa la innovación en nuestra vida?

¿Tiempo de ocio solos o acompañados?

El cambio en nuestra percepción de el valor del ocio en nuestra vida supone:

- compromiso

- vínculos

-comunicación

-motivación

- influencia

El ocio es un momento del día a día: una fuente más de proyecto

¿Qué es la “adicción al amor”?

Solemos adoptar conductas y actitudes diversas para defendernos de los sentimientos de pena, vacío o culpa. Esto incluye la más variada gama de tendencia a excesos en el consumo de las más diversas sustancias o vínculos a objetos o personas. Se suele entonces hablar en forma muy general de “adicciones”.

Una adicción no solo hace daño sino que rara vez sirve para paliar el dolor; solo cuando se percibe como inmanejable es cuando se piensa en hacer algo al respecto. Un caso bastante especial es el de los “adictos al amor” o “adictos a las relaciones”.

Estas personas gastan su tiempo en convertir a sus objetos de amor en foco absoluto de su atención, de forma muchas veces obsesiva; sus conductas llegan a empobrecer la vida en otros aspectos  y a reducir su bienestar.

La “adicción al amor” no se da necesariamente solo en relaciones románticas o sexuales. Es posible usar este patrón de comportamiento con amigos, niños, figuras religiosas, gurúes varios o estrellas de cine o TV a las que seguramente nunca se ha visto en persona.

La fantasía de los adictos al amor es que alguien  resolverá sus problemas, proveerá un apoyo incondicional  y cuidará de ellos. Cuando descubren que no es así, surge el resentimiento y se generan todo tipo de conflictos  en los que muchas veces se ven involucradas otras personas. Estas mismas personas, pueden ser exitosas cuando cuidan de sí mismas en los momentos en que están solas; sin embargo, cuando se “enamoran” su capacidad de auto cuidado declina peligrosamente.

Hay múltiples razones para explicar el por qué de este estilo de relación. En algunos casos vemos historias de abandono por parte de las primeras figuras cuidadoras en la primera infancia, se trata de chicos “no queridos” de alguna forma,  con consecuencias dramáticas en la autoestima durante la vida adulta.

El resultado es un miedo al abandono muchas veces acompañado de una respuesta inconsciente que elude la intimidad: confunden intensidad con intimidad. El adicto al amor es un adicto al sentimiento de “estar enamorado” más que a una persona en concreto. Paradójicamente, temen a las distancias cortas y sobre todo al compromiso profundo con un Otro significativo.

Algunos tips para entender como reacciona un “adicto al amor”

1) Se enamoran muy rápidamente

2) Son muy demandantes: exigen contacto permanente

3) Se relacionan con personas con historias afectivas complicadas esperando “lograr que cambien”

4)No dejan que el otro se marche o abandone la relación

5) Si alguien les gusta niegan todas las señales de peligro

6)Son desconfiados cuando no están en una relación y muy confiados cuando inician un vínculo adictivo

7)Temen a la soledad

8)Se convierten en lo que el otro desea, borran sus propios deseos

9) Se sienten incompletos si no están en pareja

10)Tienen alta tolerancia a la frustración dentro de la relación: plantones, maltrato psicológico, abusos varios son  disimulados

11) Prefieren fantasear con alguien que puede no estar disponible antes que ir a por una relación posible

El principio de la superación de la “adicción al amor” pasa por su capacidad de comprender que las consecuencias negativas de su estilo de relación tiene su origen en su propia historia y en su personalidad más que en ” los otros” y que el círculo vicioso de relaciones adictivas puede romperse  con un nuevo punto de vista.

Una de las cuestiones más duras y difíciles es aprender a manejar los duelos y las perdidas, a soportar los sentimientos de pena, tristeza, miedo y enojo  y el aprender a estar solo.

Durante el trabajo terapéutico es común que se produzcan recaídas pero una relación de confianza en el proyecto terapéutico y en la propia capacidad de hacer consciente las raíces del problema aseguran el camino hacia relaciones personales más saludables.-

¿Existe el síndrome del nido vacío?

 

En los años 70 algunos psicólogos hablaron de este estado asociada a dificultades para asumir la salida de los hijos del núcleo familiar. Pero ¿existe?

Lilian Rubin (http://www.caring.com/reflections/lillian-rubin-reflection-old-age ) socióloga norteamericana entrevistó a a160 mujeres entre 35 y 55 años, cuyos hijos estaban a punto de salir de casa o ya la habían dejado, detectó sentimientos de tristeza y nostalgia solamente en aquellas cuyas relaciones con sus hijos tenían algún toque de decepción, porque la educación no había marchado como lo deseaban, porque el hijo tenía algún problema o porque no se llevaba bien con ellos.

Por otra parte y como era de esperar, aquellas que trabajaban fuera de casa lo llevaban mejor que las que no la hacían.

Pero -sostiene Rubin-en todos los casos había sentimientos de satisfacción, asociado a la terminación de una etapa, la de “madre en activo” y eso parece influir en la relación de pareja por recuperara tiempo para actividades en común.

El aspecto menos positivo tiene que ver con cuestiones de autoestima: la mujer termina su función de cuidadora y si este ha sido su único rol  pueden surgir conflictos. A veces, se instala un nuevo rol de cuidador : el de los padres mayores.

Es necesario vigilar muy de cerca que pasa con esa mujer si no logra abrir otras instancias de proyecto personal.

Algunos tips de utilidad para abordar esta etapa:

1) Organiza tu tiempo incluyen actividades que hasta ahora has pospuesto. No importa si son realistas o no, en una primera instancia fantasea con todo: cursos, viajes, retornar a la profesión, hobbies, etc.

2) Considera esta nueva etapa como la continuidad de un proyecto de vida ¿Cómo resolviste otras etapas de tu vida? ¿Hay algo que cambiarías? ¿que crees que no puedes hacer? ¿Por qué?

3) No involucres a tu hijo en tus sentimientos. Puedes hablarlo con tu pareja, amigos o un psicoterapeuta.

4) Introduce cambios en tu rutina de pareja y si no la tienes incorpora el objetivo de nuevas relaciones (nuevos amigos, parejas potenciales, socios)

5) Si después de seis meses no logras superar sentimientos de tristeza o crees que estás deprimido busca ayuda profesional. Puede haber cuestiones adicionales que aparecen ahora pero que ya estaban presentes.

 

 

 

 

Adictos a las series

Leemos en El País, una nota sobre  un nuevo estilo de consumo adictivo en el que se ven capítulos de series, temporadas enteras, en horas o días.

¿Qué es lo que engancha ? se trata del mismo mecanismo de las novelas por entrega del siglo pasado o del culebrón diario de toda la vida pero   el  DVD y más actualmente la descarga o visionado online, cambió de raíz la forma de consumir estos productos.

El cambio comenzó en los 90 a partir de series como  Los Soprano que, curiosamente,  no fueron un éxito televisivo pero si en DVD o por internet. ¿Son más adictivas las series actuales?Seguramente no, lo que sucede es que los guiones han introducido cambios que permiten más dramatismo, una continuidad de temas y mayor posibilidad de identificación con los personajes por un lado y con la comunidad de usuarios por otra.

Sólo hay que recordar la explosión en los foros de internet después del polémico final de Perdidos, los fans de la serie fueron pioneros en organizarse y debatir los posibles finales de la aventura en la isla.

Al mejorar las técnicas del guión se genera mayor continuidad y más “enganche”, las comedias ligeras de episodios de corta duración que permiten “desconectar” son las mejores candidatas  ; Friends que estuvo en el aire desde 1994 hasta el 2004 es el ejemplo ideal de “apto para atracones”.

Pero no solo se trata de buenos guiones con buenas escenas finales que dejan la intriga por saber que pasará porque es claro que en series como Friend o How I met your mother o Big Ban Theory no hay final que intrigue.

Los atracones de series, verdaderos ataques bulímicos, requieren de una personalidad afín, igual que en cualquier otro tipo de compulsión.

Hay un dato importante : el conflicto del protagonista debe quedar abierto. La Gestalt define la Ley del cierre como  la tendencia que tenemos a  completar con la imaginación las formas (y las ideas, las palabras, etc) , se trata de saber “que sigue”, “que falta”. Las formas abiertas tienden a ser cerradas, por eso tenemos mucho más presente los finales abiertos. En la continuidad del guión buscamos significados, algo más completo y coherente como respuesta y así  seguimos capítulo tras capítulo .

El mercado de las series es básicamente americano porque es el que más ha trabajado la importancia de los guiones aunque  en el fenómeno de los “atracones” intervienen también otras cuestiones ligadas al canal : internet está desplazando a la TV convencional: permite un aquí y ahora, un mayor control por parte del “espectador” que es activo y elige, qué, cuando y cuanto querrá ver. El de los seriéfilos es también en su mayoría un mundo de gente joven que con dificultad soporta un discurso que dure más de una hora.Cosa que debieran apuntar los expertos en educación y comunicación.-

Algunos canales como HBO han apostado por mayor libertad creativa y calidad de los productos entendiendo el fenómeno de las maratones de series e incorporándolo a su estrategia.

En todo caso de lo que se trata es  de la aparición de nuevos espacios, por ejemplo “blogueros de series” , “foros de seguidores”, “espacios de encuentro en tiempo real de adictos a” que sugiere otros cambios, otras prevalencias, otras formas de definir la identidad: ya no se trata solo de qué lees o que música escuchas, sino de si formas parte de una tribu o de otra: ¿Los Simpson o Padre de familia?,  ¿Mad Men o Mujeres Desesperadas?, ¿True Blood o Dexter?.

Resulta entonces que investigar en los hábitos de consumo de series puede darnos una pista sobre  formas de organizar el tiempo libre y obtener placer y sobre estilos de gestionar la ansiedad, el vacío, la espera.  El bulímico de series se pierde el placer de la espera, la gratificación de la imaginación que dan los 340 capítulos de un culebrón desgranados uno a uno durante meses; se pierde la noción de temporalidad de la historia, el cliffhanger que nos deja la intriga sobre si se cae o no del edificio pierde interés, todo un mecanismos de recompensa fallido.

Dice Mariló García, autora del blog Yonomeaburro,:”Lo mejor de un maratón es que tu marcas el ritmo, aunque lo malo es que puede crear adicción y cuando ves una serie a ritmo normal te entra cierta ansiedad” . En realidad se trata de que la condición de posibilidad para ser un bulímico de las series es tener cotas bastante altas de ansiedad en la mochila. La ansiedad es la que facilita que te” enganches”…..y no al revés.

En todo caso se trata de un fenómeno que refuerza la idea de la expansión de la “sociedad ansiosa” y es un indicador más de la ambivalencia y complejidad del tiempo que nos toca vivir.-

Fuente: http://quientehavistoyquientv.es/2012/03/adictos-a-las-series-un-documental-que-te-hara-reflexionar/

Pantallas, ocio y dependencia

Las nuevas tecnologías son una de las opciones de ocio mas generalizadas en el rango de edad 16 a 40 años.

En España con una población de 46 millones y medio aprox., el 55% utiliza internet. El 89% de los usuarios utilizan algún canal de mensajería instantánea: , 39% escuchan música online, 37% ven TV 29% participan en blogs y foros, 28% acceden a redes sociales, 27% comparten música 10% realizan trabajos creativos 9% contribuyen en series de la red y 8% suben música y videos.-

El perfil del usuario de Internet en España, es hombre, tiene entre 25 y 34 años, clase social media-media y accede a Internet desde su casa para recibir y enviar correo electrónico.

Como vemos, el porcentaje de usuarios activos, definidos como aquellos que editan o modifican contenidos es muy bajo. El ocio digital es todavía, básicamente receptivo.-

No obstante, un estudio elaborado por The Future Laboratory  (centro de investigación de tendencias) y Nokia hace unos años, sobre los hábitos de 9000 usuarios de internet en 17 países (España, Canadá, USA, Brasil, Reino Unido; Francia, Alemania, Noruega, Finlandia, Suecia, Dinamarca, Italia, Rusia, India, China, Corea del Sur y Japón ), concluye que una nueva etapa incluirá al usuario activo. Sin embargo, la relación sigue siendo 9 a 1.

La interacción se aumenta incorporando más creatividad y comunicación en la red social, contenidos personalizados y creados por los propios usuarios.-

El ocio circular supone el compartir por ej. un video al que otro añade música y lo envía a otro que lo edita y añade fotos y vuelve a reenviarlo, etc..

La tendencia avanza hacia mayor interactividad y mayor inmersión. Es el resultado de la saturación de las oportunidades de ocio pasivo (entretenimiento y tecnología) así como también un intento de llenar espacios en por ej: viajes, espera, en una especie de horror vacuis que tiene sus matices.-

Todo es cuestión de medidas. Existen algunas categorías de usuarios “especiales”  a la hora de evaluar el equilibrio en los contactos personalidad/medio-ambiente:

1)Hikikomori:(aislamiento), adolescentes japoneses que reaccionan a la presión del medio con un completo aislamiento social, se encierran en sus dormitorios por años, normalemnet no tienen amigos en el mundo real, duermen de dia y pasan la noche conectados al ordenador o mirando televisión.-

2) Vida inmersa: estilo de vida en que casi no se diferencia el estar conectado a la red o no estarlo. Suele tratarse de personas que por ej. no se separan de su telefóno mobil con el que interactúan en los tiempos muertos (ej: viajes) ; o siempre van acompañados de algún dispositivo portátil que les permite crear contenidos estén  donde estém.-
3) Geek: Personas fascinadas por la informática y por la tecnología hasta niveles obsesivos. Suelen poseer un nivel alto en inteligencia de operaciones abstractas y bajo en inteligencia emocional. Apasionados por la investigación , suelen ser fanáticos de los video juegos y la ciencia ficción. Son buscadores de entretenimeinto muy sofisticados y con necesidad de reconocimiento social en la red.-

4) Localistas:  buscan marcar una huella cultural en lo que crean y difunden.-

En todo caso,  así como una vida individual es más o menos óptima dependiendo de cómo se utilice el tiempo libre, la calidad de vida de una sociedad dependerá de lo que sus miembros hagan con su tiempo libre.

Tanto a nivel social cómo individual los hábitos de ocio actúan igualmente como causa y efecto. Cuando el estilo de vida de un grupo social caduca y una sociedad se vuelve más individualista y competiva por un lado y más virtual por otro, sucede que el ocio adquiere mayor importancia, en tanto el trabajo deja de ser un espacio de satisfacción.

Quizás la clave esté en distinguir “ocio” de “entretenimiento”. Es muy interesante la posibilidad creativa que ofrece  el espacio virtual  a través de webs enfocadas a la edición y el intercambio de contenidos ( Evoca, One True Media ,Soulseek), algunos de ellos gratuitos y fáciles de usar , pero el desafío está en  la comunicación virtual  que  es directa, rápida y súmamente volatil; el aumento de la actividad cognitiva y  la ruptura del equilibrio mundo interno/ mundo externo pueden marcar una pauta  en el futuro de los vínculos de  adolescentes y adultos jóvenes, en los que ya se detecta un incremento de patologías ligadas a trastornos de ansiedad y estructuras narcisistas .

Pero por otra parte también es cierto que hay claras ventajas cognitivas en el individuo conectado:

 “Lo virtual en sí mismo facilita la toma de perspectiva:  el nuevo individuo conectado puede aprovechar lo comunitario sin sacrificar lo individual en mayor medida que nunca. Podemos, en otras palabras y desde un estado único en la historia, “conectar” o formar parte de una comunidad de una forma menos exclusiva y exigente que nunca antes.  El nuevo individualismo conectado,  nos permite ser más independientes y a la vez no sentirnos solos”.(DReig)

Bibliografía:

http://www.Salud y Ciencias.com

www. :Wikipedia.org

La Vanguardia: (lunes 28 de enero de 2008) art. de Maite Gutierrez

Reig Dolors:http://www.dreig.eu/caparazon/2012/06/25/pensamiento-abstracto/

http://dosacero.com/2011/05/16/internet-en-espana-2011/

Curar el desamor ¿un negocio?

Los corazones rotos no deambulan por ahí. Tienen un destino cierto: el diván. Cada vez más personas acuden a un psicólogo para atravesar el duelo de una ruptura, según se desprende de una ronda de consultas a psicoanalistas realizada por Clarín .

Los especialistas coinciden en que el mal de amor es el mayor detonante de visitas, por encima de la muerte. Pero el mercado es generoso y así como la demanda aumenta, también la oferta se dispara: crece la alternativa de la hipnosis, un desprendimiento de la psicoterapia cuya eficacia siempre se discute. Pero también otros métodos de credibilidad variable –desde medicinas alternativas hasta coaching, control mental y videncia– y se publican pilas de libros que proponen superar el trauma de diversas formas. Tanta variedad, de una intensidad que satura, dibuja los contornos de una industria dinámica que en la Argentina mueve millones de pesos.

Gabriel Rolón, psicoanalista, lo confirma: asegura que el mal de amor es el primer motivo para ir al psicólogo, en tiempos en que el uso de redes sociales y mensajes de texto provocan más separaciones. “Si cada vez más gente viene, es por eso: porque las tecnologías facilitan las rupturas. ………

Ana Esther Krieger, psicoanalista, precisa: “Las consultas que recibo aumentaron muchísimo. Luego de una separación tiene que haber reordenamiento psicológico. A veces se hace solo. Pero cuando dura la melancolía, el duelo se vuelve patológico y hay que consultar”.

Para Rolón existen dos tipos de terapias: “La breves focalizadas, que duran de seis meses a un año, y las globales, que duran varios años”.

Mercedes Ruiz Diaz, 30 años, hizo psicoanálisis dos veces por semana durante dos años tras una separación: cerca de 200 consultas. “Al principio, hablaba mucho de mi ex, lloraba y el psicólogo intervenía poco. Luego intercambiamos más y me ayudó mucho”, dice………………………….

Los libros acompañan. El escritor Fabio Fusaro publicó Mi Novia – Manual de Instrucciones y Mi ex novia . Hay también publicaciones de autores europeos, como 7 pasos para olvidar un amor o Supéralo, Cómo sobrevivir a una ruptura y ser feliz o Cómo olvidar un amor , guía para encontrar un nuevo amanecer o Cómo olvidar un amor en 15 días.

Cuestan entre 30 pesos y 30 dólares. Y se venden bien. Pero Fusaro, sin embargo, cree que prometer resultados rápidos es una estafa. Rolón, en cambio, recomienda literatura: “Más nos dicen sobre el amorLos Miserables o La Divina Comedia que los libros de autoayuda”.

Gastar o no gastar es la cuestión. ¿Cuánto dinero? ¿De qué modo? ¿Para qué? Para evitar el dolor, que puede volverse físico.

Guraieb explica que una pena de amor baja las defensas del cuerpo y las consecuencias dependen de la fortaleza de cada uno. “Puede dar una gripe, pero también hipertensión o diabetes, cáncer o un ACV. Lo peor que puede pasar, si el cuadro emocional es muy patológico, es el suicidio. Y hay personas que son tan frágiles que se cierran al amor para siempre”, dice. Rolón precisa que no deben desesperarse: “Tienen que saber que existe un espacio terapéutico para eso”. Pero también que todo tiene precio.

Fuente: http://www.clarin.com/sociedad/Curar-desamor-negocio-mueve-millones_0_678532251.html

______________________________________________________

Leemos en el diario Clarin de Argentina  esta nota sobre el psicoanálisis y su eficacia en las crisis posteriores a una ruptura de pareja. No nos queda claro si pretende poner de manifiesto que hay un “potencial económico” a explotar producto del aumento de la demanda en las consultas de los psicologos/psicoanalistas luego de una separación, o que hay más separaciones  o ambas cosas.

Pero se trata de Argentina en donde el psicoanálisis es un recurso terapeutico popular, de la mano de una historia, una forma de ser y una tendencia a abundar en  los “quienes” antes de en los “qué” como diría Casciari.  Sin ir más lejos, Argentina es un país en el que una serie local como “Tratame bien”, estupendamente escrita y actuada, puede darse el lujo de incluir tres psicoanalistas como personajes casi centrales en  el guión  que habla  de un “ni contigo ni sin tí”, de la difícil resolución de la separación o el re contrato dentro de una crisis de pareja…. algo impensable en España.

Lo importante es tener en cuenta que seguramente no es necesario correr al psicoanalista o al psicólogo o a ninguna parte cuando una relación se termina. Pero quizás esa separación sirva como oportunidad para ordenar ideas y re escribir una historia personal. Solo si se siente que hay algún obstáculo en pasar página, en que la tristeza  (no la depresión) se instala, en que esta pérdida nos remite a otras pérdidas o a situaciones que insisten en nuestras relaciones puede que una consulta sea útil y  es ahí cuando una crisis se tranforma en un oportunidad. …..

Otra cosa muy distinta son los libros de autoayuda,  un negocio montado desde hace tiempo alrededor  de la necesidad de alivianar todo lo relacionado con “vivir el malestar que impera en el mundo occidental.””¿Como olvidar un amor en 15 días?”  es la imposición del “estar bien” como sinónimo de salud mental y sobre todo de la tiranía de esa vapuleada palabreja “felicidad” que ni es tanta ni es tan necesaria y puede que tenga poco muy poco que ver con los valores adultos.

En todo caso y como decía la campaña de Mastercard, curarse del “mal de amor”  por la vía del crecimiento como personas “no tiene precio”.-

San Valentin en internet

Hoy es …una vez más!  San Valentín. Almibaradas expresiones publicitarias bombardearan a los pobres mortales de  este lado del globo haciendolos sentir culpables por odiar las tartas de crema en forma de corazón o estar  solos de solemnidad “sin nadie que me ladre” si son  single, ese vocablo tan poco preciso….

Ahora bien, existe un tercer grupo,  el de aquellos que mantienen un ciberidilio, que es como estar en el limbo, ni en el “infierno” de la “ausencia de amor”, ni en el “cielo de contigo mi vida es un sol”.

Esther Gwinell describía en 1999 en su libro ” El amor en internet” los pasos que sigue un ciberidilio:

1) La comunicación es casual y aleatoria al comienzo

2) Un miembro de la red social manifiesta interés por lo que otro dice

3) ambos intercambian mensajes publicos o privados a través de chat o intercambian mails

4) los mensajes se vuelven más largos, personales y posiblemente comprometidos

5)uno de los comunicantes emplea frases cariñosas y el otro sigue la pauta

6)los mensajes se hacen más frecuentes, es emocionante abrir el correo y esperar a encontrar el mensaje, cuantos más mensajes envías y recibes más quieres recibir y más placer sientes cuando los ves aparecer en la pantalla del ordenador. Se intensifican las fantasías y ocupan cada vez más lugar. Algunas personas llegan a pasar entre 6 y 10 horas diarias intercambiando mensajes online con un amante virtual

7) intercambian fotografías: antes y durante todo este proceso

8) se conocen personalmente

Y yo agrego…o no!, alguno desaparece misteriosamente, sumiendo al otro en una depresión en toda regla. En casi doce años las cosas han avanzado, los portales de contactos facturan millones y gente de todas las edades, sobre todo mayores de 40 participan sin rubor en este juego de encontrar y ser encontrado.

Es una tendencia que se afianza y que vale la pena mirar con detalle. En la clínica ya no es rara la demanda relativa a “historias en la red”  y si como decía Mc Luhan “el medio es el mensaje”, como psicólogos y psicoanalistas hemos de interpretarlo.

En su libro “The new psychology of love” Stemberg  señala que el amor es el resultado de tres componentes:

Intimidad

Pasion

Compromiso

Veamos que pasa en las ciberelaciones:

La intimidad se instala muy rapidamente  debido al anonimato que potencia el control  de  lo que el otro sabe de uno, incluso la inmediatez de enviar un  mensaje de chat comentando como te sientes   ayuda a que se instale la intimidad.

La pasión en el ciberespacio no corre riesgo de sufrir los golpes de la realidad. Nadie tiene mal aliento, ni disfunción erectil, ni  celulitis . El órgano sexual por excelencia es el cerebro,  pero sin el encuentro físico la pasión es más que nada una proyección  de un  deseo,  aún más que en la vida real.

En un ciberidilio uno se siente atraído hacia la persona ideal, aquella que nos acelera el corazón cuando nos envía un correo, por eso la intensidad es aún mayor que en 3 D, es verdad que la química que dan los sentidos está abolida pero las proyecciones ocupan todo el espacio gestando relaciones muy fuertes por el alto contenido imaginario.

En cuanto al compromiso este tema es delicado  en la red … mucho más que en 3 d que ya tiene tela. Muchas personas mantienen relaciones simultáneas y no lo encuentran ni problemático ni patológico ¿Un hombre casado que chatea con una desconocida/o está engañando a alguien?.

Se han dado  casos de divorcio en el que se han aportado como pruebas los e-mails o las conversaciones de chat y ya comienzan a aburrir  las historias de encuentros y desencuentros en Facebook.  En general un ciberidilio dura en promedio 3 meses, el factor” proyecto” suele ser el gran ausente, aunque como todo hay honrosas excepciones.

En el amor virtual lo que importa  es el equilibrio de expectativas  que marca el que puedan o no progresar a una relación en 3D ( suponiendo que esa sea la idea)  en  caso de que no lo  sea tenemos una de las puntas del problema….el adicto a los contactos virtuales es un nuevo perfil que vale la pena estudiar.

En la vida real  el compromiso y la atracción se van desarrollando  de la mano de la mirada, la voz, la imagen,  objetos de deseo  ausentes en los ciberidilios pero en estos el factor intimidad y pasión puede saltarse todas las etapas previas mucho más rápidamente,  de ahí su componente adictivo: el anhelo de satisfacción emocional es lo  que suele mover a las personas a buscar relaciones virtuales.

Como profesionales psi nos enfrentamos a un nuevo estilo no necesariamente patológico, una nueva manera de relacionarse que tiene sus peculiaridades.  Como dice Javier  Echeverria : no hay transformaciones tecnológicas profundas sin cambios radicales en la mentalidad social.

Podemos buscar entender como es que funciona este nuevo estilo: hablar de Yo ideal, de proyecciones…etc… , podemos considerarlo solo como una patología o como la futura normalidad,  pero lo que no podemos  es negar que las cosas han cambiado y  que un nuevo espacio social ya se ha construido . ¿Que fue primero?¿El ciberidilio es causa o consecuencia? creo que como todo fenómeno social es una suma  de razones de ser: la liquidez de las relaciones y el narcicismo individualista de las últimas décadas , sumado a la oportunidad ofrecida por los cambios tecnológicos transformó la vieja “agencia matrimonial” en un diálogo al alcance de todos, meetic.com  o parship.com mediante…la sociedad en red garantiza en forma imaginaria (y no tanto) la oportunidad para todos de formar parte de la aldea global y eso nunca puede ser negativo.

Que sea el inicio de una  relación patológica o una oportunidad de cambio depende, como siempre, del sujeto que interviene y de su historia.-

Gwinell, Esther: “El @mor en internet: intimar con desconocidos”. Paidos iberica ediciones (1999)

Stemberg, Robert; Weiss Karen: “The new psychology of love” Yale university press. (2008)

Echeverria, Javier: http://www.saladeprensa.org/art08.htm